por José Luis Reyes 

Hollywood’s Bleeding, el tercer álbum de estudio del rapero texano Post Malone, nos trae colaboraciones interesantes donde destacan los nombres de SZA, Osbourne, DaBaby y Travis Scott, además de que experimenta con géneros en los que no estamos acostumbrados a verlo, aunque hay que decir que si bien a veces lo logra de buena manera, otras falla estrepitosamente.

El disco empieza fuerte con “Hollywood’s Bleeding”, una canción donde critica a la industria del entretenimiento. El  rapero crea un atmósfera oscura en el track para ejemplificar cómo la industria ha succionado su vida como una especie de vampiro, obligándolo a mudarse de Los Ángeles a Utah.

El cantante apuesta en momentos por una ambientación más melancólica e introspectiva, sin despegarse de una esencia comercial. Post se permite proyectar su sentir con respecto a la soledad, el desamor e incluso el cómo nos relacionamos en internet. De igual manera vemos cómo este trabajo es sumamente versátil al explorar géneros como el rap y hip-hop, además de dar pequeñas pinceladas de rock alternativo y un pop bastante pegajoso.

Aunque la portada y la primera canción sugieren el rumbo por el cual irá todo el álbum, esto no es del todo cierto. Al encontrarnos con “Allergic” nos topamos con una canción que desentona con lo que inicialmente se nos presentó, encajando más con lo que comúnmente conocemos como una canción movida de indie rock, y aquí hay de dos: o la amas o la odias.

Esto mismo sucede con “A Thousand Bad Times”, una canción que francamente es irrelevante para lo que se nos ofrece después con una letra poco imaginativa y no mucho que destacar, salvo un coro pegajoso, pero para eso tenemos otras canciones mejor logradas.

Con “Circles”, el tono de la canción tampoco es el mismo con respecto al resto del álbum, ya que suena más a balada pop, pero se entiende por qué se ha vuelto tan popular.

Sin duda, lo mejor de Hollywood’s Bleeding son las colaboraciones. Cada artista aporta lo que tiene que aportar sin quitarle protagonismo a Malone, pero haciendo cosas bastante buenas. Desde el rap de DaBaby en “Enemies”, la gran voz de SZA en “Staring at the Sun” y la gran sorpresa: Ozzy Osbourne y Travis Scott en “Take What You Want”, una canción donde el príncipe de las tinieblas aporta los coros sencillos y Malone nos recuerda que siempre hay cabida para el rock en sus canciones.

Post Malone siempre ha sido un artista polémico entre los fans más puritanos del rap debido a que es fácil decir que, más que un rapero es una estrella de pop, y con este álbum no queda duda de que lo es. Pero es una de las estrellas del pop mejor consolidadas y hay que darle el crédito por eso, hacer canciones con tono oscuro que se nos queden grabadas en la cabeza no es sencillo

Hollywood’s Bleeding se siente como si Post Malone hubiera lanzado varios dardos al viento, esperando que alguno de ellos diera en el blanco, al final el tiempo y el público dirán si acertó o no. Por lo pronto, podemos decir que es lo mejor que el artista nos ha entregado y, en general, vale la pena.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *