por Esposito

Transiciones es el primer trabajo del cantautor Ed Maverick con la disquera Universal. El Chihuahuense de 18 años sorprendió a la escena independiente con su canción “Fuentes de Ortiz”, que venía en su disco MPLLETC (Mixtape para llorar en tu cuarto), la cual se volvió viral alcanzando millones de reproducciones en muy poco tiempo.

Al día de hoy la canción tiene más de 20 millones de reproducciones en Spotify, situación que provocó que las entradas para su concierto en el Lunario, el próximo 7 de Junio, se agotaran en un par de horas.

En Transiciones, un EP conformado por cuatro canciones, existe una conciencia sobre su posición como una joven promesa que se encuentra en el reflector, de cómo ha cambiado su situación y sobre lo que sigue en su vida: “¿Cuántas veces quise volver pero no pude? Porque hay que hacer música para vender”, canta en la canción que da título al disco

“siemprestoyparati” es la pieza abridora, una canción de amor al más puro estilo del artista “y quisiera ver tu jeta enfrente y hablar, terminar tomando y luego ir a cenar: que me digas güey no empieces a fumar”,  le dice sinceramente a su enamorada para después desgarrarse gritando: “Que chinguen a su madre todos, no es su amor.” 

Son pocos los artistas en español que utilizan las groserías en un contexto que no sea de burla o de enojo. En las canciones de Ed Maverick nos da la impresión que su uso no sólo está completamente justificado, si no que el mensaje de las canciones perdería mucho si no las utilizara.

En algunos momentos el cantante es apoyado por una batería, otra guitarra o un piano, (como al final de Transiciones ) de una manera que no es intrusiva y apoya muy sutilmente a las canciones dejándonos escuchar cómo sonaría si se tratara de una banda completa. Pero no hay que confundirnos, su música se trata de letras y melodías. Y es que las letras conectan tan bien con su audiencia porque hablan como ellos hablan.

En una industria en la que el uso de un lenguaje rimbombante (palabras sofisticadas) en la música es la norma, Ed Maverick brilla por su cercanía con la manera de expresarse de su generación: “Vente y vamos a aceptar, somos mecos por naturaleza y hay que perdonar” grita en el sencillo “A mis amigos”, con una fuerza en su voz impregnada de influencia de música ranchera pero que de alguna manera suena nueva y relevante.

La frescura con la que Ed Maverick canta sobre el desamor es contagiosa y es gran parte del encanto. Todos hemos escuchado canciones de amor (y la falta de éste) pero son contadas las veces que podemos sentir la autenticidad de las palabras y es que hay muy pocas cosas en la vida más auténticas que las vivencias de los encuentros amorosos en la adolescencia, de sentir que la vida se nos escapa si la mujer que queremos nos manda a volar.

Ed Maverick tiene varias experiencias que contar de primera mano y las cuenta con una pasión que no puede ser ignorada.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *