Enredado en el tiempo, Tu nombre

 

Calificación: 4.5 de 5

La adolescencia es un periodo difícil —todos lo sabemos— es esa etapa en la que defines quién eres y qué quieres, todo en un subibaja de cambios hormonales y emociones a flor de piel. Hay días en los que te despiertas y tu personalidad ha dado un giro de 180º y tu cuerpo parece un territorio desconocido que no deja de cambiar. Entonces, a veces, deseas con todas tus fuerzas ser otra persona, especialmente si eres una chica japonesa que vive en un pueblito donde “los trenes pasan cada dos horas. La tienda cierra a las nueve de la noche. No hay librería. No hay dentista. Pero, por alguna razón, hay dos bares.”

Tu nombre (Kimi no na wa, Japón, 2016) es la última cinta animada del director japonés Makoto Shinkai, quien ya nos había acariciado el alma con El jardín de las palabras (Koto no ha no niwa,  Japón) en 2013. A través de esta nueva comedia romántica con tintes de ciencia ficción, Shinkai explora las dificultades de la adolescencia, enmarcando la trama con hermosas sutilezas de la ancestral cultura japonesa.

Mitsuha es una chica provinciana cansada de su vida y, no sabemos si es que a los dioses japoneses les gusta divertirse con los deseos de las muchachitas, pero después de desear convertirse en un chico de Tokio, un día se despierta en el cuerpo de Taki, un apuesto joven que vive en la cara y ajetreada rutina citadina. Taki, a su vez, despierta en el cuerpo de Mitsuha, y como buen adolescente con la hormona a todo lo que da, antes de cuestionarse cualquier cosa, acaricia los hermosos pechos de su nuevo cuerpo femenino.

El cambio de cuerpo entre Mitsuha y Taki ocurre esporádicamente algunos días de la semana, pero ninguno de los dos recuerda sus experiencias en el cuerpo del otro, sólo encuentran su vida hecha un desastre al día siguiente del cambio, de ahí que tienen que diseñar un sistema de notas para evitar que sus reputaciones o relaciones se vean trastocadas por la intervención de un excesivo toque masculino o femenino en sus vidas.

Así, poco a poco, se van acostumbrando y descubriendo el lado positivo del cambio hasta que un día se dan cuenta que están enamorados. Los acontecimientos ocurren a la par de un fenómeno natural sin precedentes: la trayectoria del cometa Itomori pasará muy cerca de territorio japonés, pero sin que nadie lo espere, el astro se dividirá en dos, trayendo consigo una terrible catástrofe.

Aunque por momentos Shinkai ponga a prueba nuestra mente lógica, logra traernos una experiencia visual deliciosa acompañada de la música de Youjirou Noda interpretada por Radwimps, a la vez que ilustra un profundo concepto filosófico: Musubi, el cual nos es explicado a través de las sabias palabras de la abuela de Mitsuha:

“Musubi es la forma antigua de llamar al dios guardián. Hilar es Musubi. Conectar gente es Musubi. El flujo del tiempo es Musubi. Estos son los poderes del dios. Así que los cordones tejidos que hacemos son el arte del dios y representa el flujo del tiempo en sí. (…) Se tuercen, se enredan y a veces se desenredan, se rompen y se vuelven a conectar (…) eso es el tiempo.”

En conclusión, si tienes la oportunidad de ver Tu nombre, no la dejes pasar. No por nada rompió todos los récords de taquilla en territorio japonés.

 

2 replies
  1. Daniel González
    Daniel González says:

    Me gustó la crítica qué haces sobre la película, sobre todo por qué vi la película y creo que es muy buena, la trama, los dibujos, la música, el mensaje. Saludos

    Responder

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *