,

American Gods: Una serie delirante

Una mujer sensual que devora a un hombre con su sexo, un leprachaun que ha perdido su suerte, un convicto que el día de su liberación descubre que su mujer le era infiel con su mejor amigo, tres hermanas misteriosas que pueden leer el futuro y un dios nórdico que debe ingeniárselas para robar bancos… A lo anterior habrá que añadirle una fotografía exuberante de colores vibrantes y efectos visuales delirantes que nos llevan a viajar a otros mundos.

Esto y más es American Gods, la nueva serie de Amazon Prime, un show basado en la novela homónima de Neil Gaiman que gira en torno a un grupo de dioses antiguos que han perdido su poder, en contraste con dioses nuevos, que han surgido gracias a la veneración que le tenemos a la tecnología.

La serie, creada por Bryan Fuller y michael Green, apenas lleva tres capítulos pero su inicio es un poco complicado: El primer capítulo te atrapa por la parte visual pero la trama resulta bastante confusa… ¿Qué diablos estamos viendo? Es difícil de saber. Si un servidor no hubiera comenzado a leer la novela, es poco probable que me hubiera quedado a ver el capítulo dos y menos el tres.

El segundo episodio no es mejor ni peor que el primero, pero ayuda poco a esclarecer los misterios del primero, no es hasta la tercera entrega que todo va tomando forma y uno empieza a identificarse con los personajes y entender la estructura de la historia, que por momentos nos entrega pequeñas historias —cargadas de simbolismo y poesía—, de dioses antiguos que no se relacionan con la trama central; son anécdotas incrustadas que nos muestran las características y escencia de algunas deidades de la antiguedad y la relación que tendrían en contextos específicos, por ejemplo, una anciana muere en su cocina y el dios Anubis llega por su alma y evalúa su corazón.

La historia gira en torno a un ser humano conocido como Shadow (Ricky Whittle), quien es liberado de prisión sólo para descubrir que su esposa (Emily Browning) le fue infiel con su mejor amigo y que una de las pocas oportunidades de trabajo que tiene es siendo una especie de chofer, mandadero y guardaespaldas de un sujeto llamado Wensday (el estupendo actor Ian McShane), que es una encarnación del dios nórdico Odín.

¿Por qué recluta Wensday a Shadow? No lo sabemos a ciencia cierta pero lo que sí sabemos es que los viejos dioses, que llegaron a Estados Unidos con los inmigrantes del viejo mundo, han ido perdiendo poder; la gente ya no cree en ellos así que están en plena decadencia. Los dioses que dominan son los dioses de la tecnología. Así pues Wensday quiere reunir a los dioses viejos para organizar una guerra con los nuevos y recuperar de esta manera su poder.

¿Quiénes son estos dioses de la tecnología? Aún son un misterio, como el rol de Shadow en la historia y su relación con Wensday, quien parece tener varios secretos.

La tercera entrega de American Gods engancha y nos deja con las ganas de saber más y más sobre la guerra entre dioses y las historias de éstos con respecto a las pasiones y desventuras de los seres humanos. Sin embargo, hay que advertir que es una serie densa que demanda atención. Esperemos al final para hacer un balance general.


En exclusiva: Imágenes del episodio 4

Las siguientes imágenes pertenecen al capítulo número cuatro en donde Shadow se reencuentra con su esposa.

 

 

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *