por Hugo Juárez

En Aves de Presa (y la Fantabulosa Emancipación de Una Harley Quinn), la encantadora nominada al Oscar Margot Robbie regresa como Harleen Quinzel para mostrarnos su vida después del Joker, mejor conocido en los memes como “El Bromas”, quien rompió su relación (y su corazón) después de los acontecimientos de Suicide Squad (por supuesto, no estamos hablando del personaje interpretado por Joaquin Phoenix, sino el de Jared Leto, a quien posiblemente hayas bloqueado de tu mente).

Pero una vez más no está sola: la diferencia es que ahora está rodeada de un escuadrón girl power, más carismático que el que la acompañó en Escuadrón Suicida.

Mary Elizabeth Winstead (Huntress), Jurnee Smollett-Bell (Black Canary) y Rosie Perez (Renee Montoya) se le unen para proteger a Ella Jay Basco (Cassandra Cain), una carismática pequeña, muy alejada del estereotipo de “damisela en peligro”, que robó un diamante objeto de interés de Ewan McGregor (Black Mask), una especie de Guasón wannabe oportunista.

Es de esta forma que el nuevo “escuadrón” se forma para arruinar los planes de Black Mask, y en el camino reivindicarse y liberarse, cada una a su forma.

La trama, por lo tanto, no está exenta de mensajes feministas prácticamente a cada minuto: desde los primeros instantes de la película, en donde Harley nos cuenta un poco de su relación tormentosa con el Joker y cómo fue que cortaron, hasta la historia del “origen” de Renee Montoya, personaje que, por cierto, es el más rescatable e interesante de los que acompañan a Harley, porque las demás chicas solo están ahí para acompañar a la protagonista en las secuencias de acción. Su historia no llega a desarrollarse ni interesa. En contraste, es interesante ver a una mujer poderosa como Montoya, que no necesita ningún poder sobrehumano ni juventud para patear muchos traseros y llegar al fondo de los asuntos.

A pesar de lo anterior, hay que mencionar que los mensajes feministas no chocan, ni aburren, ni están dirigidos sólo a las mujeres o se burlan de los hombres, sino que se sienten orgánicos y además están “empaquetados” en una narrativa entretenida, secuencias de acción que te recordarán a Mortal Kombat (sin el gore pero sí con muchas acrobacias, cámara lenta y secuencias audaces), y humor simplón y a veces hasta escatológico, pero efectivo.

Toda la trama está contada a través de pequeños brincos en la línea del tiempo y desde el punto de vista de Harley y su búsqueda por Cassandra, quien también tiene un papel destacable pero discreto que no llega en ningún momento a quitarle reflectores a la ex del Joker.

Por otra parte, y como ya mencioné, las demás “aves de presa” quedan como meros accesorios, lo cual es una pena porque sus personajes en los cómics sí dan para más. Ya veremos si DC y Warner deciden aprovecharlas en algún otro producto.

Pero Robbie está genial como Harleen Quinzel porque, a pesar de que no se sale jamás de su papel, muestra diferentes facetas y, no obstante su humor desquiciado, logra hacerte conectar con ella, con sus tragedias, sus alegrías y sus ganas de ser otra, lo cual creo que apela no solamente a las mujeres.

Pero si no llegaras a conectar con ella por razones “sentimentales”, muy probablemente sí lo harás por su humor o sus acrobacias en las batallas. Sea como sea, indiferente no vas a quedar.

Mi “advertencia” antes de que vayas a ver Aves de Presa es que no pienses que es una película épica que imita el estilo de Marvel, sino que DC y Warner siguen por el camino de Escuadrón Suicida: una narrativa simplona y meramente anecdótica como pretexto para largas y entretenidas secuencias de acción potencializadas, eso sí, por la extraordinaria personalidad de Harley, la cual agradecí porque salí del cine entretenido, con una sonrisa en la boca, consentido por uno que otro guiño al universo de DC y complacido. La realidad es que no esperaba más.

Aves de Presa (Birds of Prey, EU-2020) cumple, y si vas con bajas expectativas o ninguna, saldrás del cine igual de contento que yo.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *