por Fausto Ponce

Para los fans de El mundo oculto de Sabrina, el especial de navidad resultará un buen entremés para la segunda temporada que se estrenará en abril del 2019. El programa navideño de Sabrina mantiene la calidad de la primera temporada, incluso podríamos decir que es uno de los mejores episodios que hemos visto.

Este episodio ocurre un par de días antes de la víspera de navidad, propiamente durante el solsticio de invierno (para las brujas), época que se enmarca dentro de las festividades paganas del Yule (tradición germánica). Durante esas fechas, las brujas de la historia deben prender fuego al tronco del Yule en su chimenea a manera de proteccción y así evitar que espíritus traviesos o malignos entren a su casa. Por supuesto, esto es de suma importancia para la historia, más allá del contexto.

Y como todos los años, Sabrina siente un poco de melancolía por la ausencia de su madre y su deseo de volverla a ver no ha cesado desde que estaba pequeña. Así pues, con la ayuda de su primo Ambrose y sus amigas brujitas, Sabrina encontrará la manera de invocar al espíritu de su madre. Sin embargo, Satana pondrá de su parte para que todo falle.

Por otro lado, su amiga Susie (en realidad hombre transgénero, según algunos reportajes) consigue un trabajo como Elfo de Santa Claus en un centro comercial, el cual pondrá su vida en peligro.

En este episodio vemos que Sabrina no ha cortado del todo sus lazos con sus amigos mortales; sigue teniendo un pie dentro de cada mundo, situación que no le facilita la vida.

Al final, nos quedaremos con un par de twists que serán de importancia para la siguiente temporada, y los fans se quedarán con ganas de ver cómo sigue la historia.

En fin, un capítulo que mantiene las expectativas y calidad de la primera temporada.

 

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *