por Miguel Ángel Martiñón

¿Qué queda de Robert Downey Jr. si le quitamos su fortuna, el traje de Iron Man y su genio? Un veterinario sensible y un poco chiflado capaz de hablar con los animales que protagoniza Dolittle, una película de comedia blanca con criaturas adorables y un buen mensaje sobre el cuidado propio y de los demás seres vivos.

Dolittle es un remake de la franquicia de 1998 protagonizada por Eddie Murphy que se inspiró en un filme de los años sesenta, pero todas estas versiones de Dolittle están basadas en La historia del Dr. Dolittle, una serie de libros infantiles escritos por el novelista inglés Hugh Lofting.

John Dollitle es un médico y veterinario de la realeza inglesa decimonónica que tiene el don de comunicarse con los animales, pero después de la muerte de su esposa decide alejarse del mundo para convivir únicamente con sus amigos salvajes.

Sin embargo, cuando la reina Victoria cae gravemente enferma, Dolittle se ve en la necesidad de salir de su encierro para buscar el fruto que podría salvar su vida y  evitar que las tierras dónde viven él y las criaturas a su cuidado, caigan en manos de la Tesorería. En el viaje, John descubrirá que solo ayudando a otros puede ayudarse a sí mismo.

Aunque Dolittle es un remake no maneja el humor picante y por momentos vulgar que la versión de 1998. La gracia del Dr. Dolittle de Robert Downey Jr. es su inocencia, cosa que hace que la cinta sea ideal para el público infantil.

Los animales, hechos con CGI, son realistas sin dejar de ser tiernos, recurso que el filme explota acertadamente al construirles personalidades graciosas con problemas propios a superar. Las voces detrás de estos personajes están a cargo de Tom Holland, Emma Thompson, Rami Malek, Selena Gómez y John Cena, entre otros.

Con todo y todo, Dolittle no se ha librado de polémicas. Por un lado, algunas críticas la señalan por retrasar el estreno ¡dos años desde que fue terminada! y, por otro, aseguran que el humor del que se sirve es simple y su historia, predecible. A este bando lo respalda Rotten Tomatoes con un 16% de aprobación.

Pero también está el público que la defiende por ser una cinta divertida que se puede disfrutar en familia y por recuperar la esencia de Dr. Dolittle de 1967 (nominada al Óscar a mejor película). SensaCine avala a este grupo con una calificación de 3.6/5. En medio de ambas opiniones está IMDb, que la ha ranqueado con 5.6/10

Independientemente del bando al que quiera pertenecer el espectador, lo cierto es, Dolittle es una película entretenida con criaturas digitales tiernamente logradas y un mensaje importante para los niños: todos somos animales y merecemos respeto sin distinción de especie o tamaño.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *