Por Dennis Araujo

El día de hoy, Sarah Hoch, directora y fundadora del Guanajuato International Film Festival (GIFF), anunció la convocatoria para recibir películas nacionales e internacionales que podrían participar en la edición 23 del festival. Aunado a ello, Hoch aprovechó la ocasión para hablar sobre los logros de este proyecto.

Tan solo para la edición de 2019, el GIFF recibió 4,148 películas de 125 países. En total, proyectaron 235 filmes; 135 para competir y el resto para muestras especiales. Este año apuestan por mantener este flujo y hacen la invitación a participar en las diferentes categorías del festival en las modalidades cortometraje y largometraje animado, ficción, documental, experimental y, con mayor énfasis, Realidad Virtual.

El GIFF no solo ha contribuido a la industria de cine al ser uno de los nominadores para premios como los Óscar, BAFTA y Goya, también ha sido un proyecto destinado a la formación de cineastas. En total, 1,493 cineastas mexicanos han recibido apoyo junto con 73 extranjeros. De acuerdo con Hoch, el conteo no solo se basa en los talleres impartidos, “también son proyectos de formación muy completos como el ‘Rally Universitario’”.

Respecto a los programas que hay en el proyecto no solo destaca el ya mencionado “Rally Universitario”, sino también “Identidad y Pertenencia”, dedicado a la producción de documentales que rescatan la historia del estado de Guanajuato. Hasta la fecha, han plasmado en la pantalla la historia de alrededor de 40 comunidades.

Por otra parte, Hoch rescató la importancia de las relaciones de México con otros países en el cine. De ahí que hablara de residencias internacionales que apoyen la creación de cine.

Este año, dos mexicanos obtuvieron la residencia en Berlín: el productor de cine y publicidad Juan Farré, y la productora y directora Ilana Coleman. Trabajarán sus respectivos proyectos en Rotterdam, que “es de los mejores [laboratorios] del mundo para ponernos al tanto de cómo están las condiciones internacionales”. Farré ahora está enfocado en un film que habla sobre la desaparición del poeta Samuel Noyola, discípulo de Octavio Paz; mientras que Coleman trabaja en su ópera prima, El Inventario, que habla sobre la desaparición forzada en México.

El registro de películas inicia a partir de hoy hasta el 1 de abril. Hoch hizo hincapié en la importancia de promover y facilitar la producción y difusión de cine mexicano, por lo que la inscripción para proyectos nacionales es gratuita.

La edición de este año del GIFF será del 17 al 26 de julio con sede en San Miguel de Allende y la ciudad de Guanajuato.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *