por Miguel Ángel Martiñón Calzada

Una partida de Clue guiada por un cómico James Bond te espera en Entre navajas y secretos (Knives Out, EUA, 2019), la nueva película con la que Rian Johnson se redime después de las críticas recibidas por El último Jedi (EUA, 2017).

El tablero de juego tiene piezas de alto perfil, cuenta con gran musicalización y sus reglas están tan bien escritas por el mismo Johnson que ya le valió una nominación al Óscar por mejor guión original.

La cinta, inspirada en la novelas policiacas de Agatha Christie, se centra en el caso de Harlan Thrombey (Christopher Plummer), un reconocido escritor de novelas de misterio, quien muere después de una fiesta familiar por su cumpleaños.

Cuando las investigaciones policiales dan inicio, para esclarecer lo que primero se maneja como un suicido, el detective privado Benoit Blanc (Daniel Craig) comienza a sospechar de todos los parientes del escritor. Así, Harlan se ve envuelto en un caso tan misterioso que ni él lo hubiera podido escribir.

Blanc no está solo en su búsqueda, pues se hace de la ayuda de Marta Cabrera (Ana de Armas), la enfermera a cargo de la salud de Harlan, quien vomita al decir mentiras. El extraño dúo, Blanc-Cabrera, se roba las escenas más cómicas de la película, haciendo parodia de algunos clichés de los géneros policiacos y de misterio.

La historia está contada en tres actos. El primero nos presenta a los integrantes de la familia Thrombey, quienes, con sus dudosas inclinaciones morales, ayudan a este whodunit —subgénero de la novela policiaca centrado en la resolución de un homicidio— a mantener el suspenso y la incertidumbre sobre el asesinato de Harlan. Entre los Thrombey más destacados se encuentran Chris Evans, Jamie Lee Curtís, Toni Collette y Katherine Langford

En el segundo y tercer actos, el vaivén de verdades y contra-verdades forma una bola de nieve que golpea al público en la cara, rompiendo todas sus conjeturas sobre la razón de la muerte del afamado escritor pero sin caer en la sobre-explicación y sin dejar cabos sueltos.

La música es otro de los aciertos de este filme, pues el talento de Tomas Newman —quien ha trabajado en películas como WALL-E (EUA, 2008), American Beauty (EUA, 1999), Buscando a Nemo (EUA y Australia, 2003) y The Green Mile (EUA, 1999)— contribuye a que los momentos de suspenso y de revelación brillen en su máximo esplendor.

Entre navajas y secretos deja al público con ganas de una secuela —ya confirmada por Rian Jhonsom—, pues refresca el género whodunit, apostándole a una historia compleja y bien pensada; un elenco reconocido; personajes carismáticos; intriga y risas comedia por igual.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *