por Leonardo Ponce

Un grupo de personas se enteran de que existe un perturbador video en internet en el cual un individuo de 20 años (apróx.) mata a dos gatitos bebé, por lo que deciden crear un grupo de Facebook para reunir cualquier tipo de información que les ayude a capturar a este psicópata.

Y es que como dice la narradora principal, Baudi Moovin (es su alias en Facebook): en internet pasan muchas cosas horrendas desde venta de drogas hasta pornografía pero hay una regla no escrita “No te metas con los gatos” .

Lo anterior es el contexto de la mini serie documental de Netflix, Don’t F**k With Cats: Hunting An Internet Killer, el cual ofrece una estremecedora mirada a una de las historias más macabras del siglo 21, y lo hace de una manera tan brillante que resulta difícil dejar de ver.

El equipo de Don’t F**k With Cats decidió mostrar parte de los videos sádicos, sin embargo las partes más escalofriantes  y perturbadoras son narradas por la gente en pantalla y no se muestran en pantalla. De todas maneras, si eres una persona sensible probablemente no es un tipo de contenido que te gustaría ver.

Contar mucho sobre esta mini serie documental dividida en tres capítulos sin dar spoilers sería como caminar por una cuerda floja en un precipicio y es que todo lo que sucede es impactante. Y si no conoces la historia en la que se basa aconsejo no googlear nada ni antes ni durante lo ves. No sólo los hechos de la historia en sí mismos son impresionantes, también los testimonios, la música y la hermosa cinematografía con la cual está realizado.

A través de la cacería del psicópata a manos de “personas comunes y corrientes”, cuya arma es su computadora, es que nos podemos plantear diversas sobre nuestra seguridad, sobre nuestra sociedad y sobre que tan desprotegidos estamos en la época del internet y cómo, a pesar de intentos por regularlo, es literalmente tierra de nadie.

A pesar de contener material de archivo, los realizadores de este documental realmente se tomaron el tiempo de capturar paisajes hermosos y planos que logran sumergirnos completamente en lo que nuestros ojos ven pero nuestra mente tiene trabajo en procesar.

Debido al ángulo del documental y a la decisión de haber hecho sólo tres capítulos (de una hora aproximadamente), inevitablemente pedazos de información se quedaron fuera así que para cuando termina, nos quedamos con un par de preguntas sin contestar y con la sensación de que falta un capítulo extra

La mini serie documental Don’t F**k With Cats: Hunting An Internet Killer está disponible en Netflix.

1 reply
  1. Leonila Torres
    Leonila Torres says:

    Leonardo Que tengas un excelente año lleno de éxito! Pos como que me dió miedo ver esta serie! Pero Gracias por tu recomendación! Gran trabajo narrativo el tuyo

    Responder

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *