por Miguel Ángel Martiñón Calzada 

Harry Styles regresó a los reflectores con Fine Line, su segundo álbum como solista después de haberse separado de One Direction (1D).  En este disco, el joven inglés habla sobre las alegrías y los sinsabores de todas las facetas de una relación amorosa con sus canciones que van de lo más calmo a lo más épico del rock-pop.

El 11 de octubre, Styles lanzó el sencillo “Lights Up”, al que le seguirán “Watermelon Sugar” y “Adore You” — el 17 de noviembre y el 6 de diciembre respectivamente—. En el ínter, anunció múltiples fechas de conciertos entre las que destaca el que dará en el Foro Sol el 3 de octubre del próximo año.

A principios de diciembre, después de especulaciones sobre si el título del inminente disco sería Do You Know Who You Are?, el nombre oficial y la fecha de lanzamiento del álbum (13 de diciembre) fueron dados a conocer por el ex-miembro de 1D vía redes sociales.

Fine Line comienza con “Golden”, un tema en el que, a la par de coros estilo jazz de elevador, Harry Styles expone su sentir en las primeras etapas del enamoramiento, cuando a la otra persona se le ve tan brillante como el oro.

“Watermelon Sugar”, es la segunda pista del álbum y uno de los momentos más destacables del mismo. Trompetas protagónicas y un coro repetitivo líricamente aunque cambiante tonalmente se pegarán a tu cabeza para que cuando menos lo esperes, estarás tarareándolos y hasta bailando a su ritmo.

La letra y el título de este tema refieren a la modelo y ex-pareja de Styles, Camila Rowie, quien en 2017 declaró en una entrevista para Elle que su libro favorito es la novela post-apocalíptica de Richard Brautigan In Watermelon Sugar.

Un ritmo dance predomina en “Adore You”, canción que perora sobre una relación que no quiere formalizar, pero quiere adorar a la chica de todas formas.

En “Lights Up” manifiesta su concepción de la fama cantando Todas las luces no pudieron quitar la oscuridad que corre a través de mi corazón, las luces se encienden y ellos saben quién eres, saben quién eres, ¿sabes quién eres?. El tema tiene un ritmo rápido acompañado de coros de fondo a lo gospel —cantos evangélicos— que lo hacen brillar cada vez que se canta “shine” a todo pulmón.

Dos baladas siguen en la lista de temas: “Cherry” y “Falling”. La primera —también sobre Camila Rowie— comienza con una guitarra acústica que repite un fraseo cuya melodía hace recordar a “Here Comes the Sun” y “Black Bird” de The Beatles. La segunda es una emotiva balada a piano en la que Styles canta sobre cómo, después de una ruptura amorosa, te puedes convertir en alguien que no quieres ser.

Después de seis canciones de echar flores a su ex-pareja y de quejarse por cómo se siente por su ruptura amorosa, el oriundo de Worcestershire se relaja en “To Be so Lonly”, una balada divertida que representa una llamada de él borracho rebosándose en el cinismo melancólico típico de los alcoholizados.

“She”, con todo y sus seis minutos de duración, es la canción que más destaca del álbum: influencias de Bowie y The Beatles están plasmadas en la instrumentalización en general pero particularmente en los solos de guitarra y en la voz que, para este tema, tiene una tesitura diferente. La letra del tema habla sobre la mujer ideal que el ex-miembro de 1D busca pero que nunca encuentra.

En “Sunflower, Vol. 6” y “Canyon Moon” muestra una cara más optimista con melodías alegres que respectivamente hablan sobre los buenos recuerdos de una relación y de los felices momentos qué pasó en su propiedad cerca del Cañón de Laurel en Los Ángeles, California

“Treat People With Kindness”, aunque para mí la pista más débil de todo el disco, tiene un buen mensaje. La canción surgió después de que Styles usara la frase en sus conciertos para merchandising.

El álbum termina con “Fine Line”, un in crescendo a nivel instrumental que habla sobre los altibajos de la vida y las relaciones personales.

Con Fine Line Harry Styles prueba  que su primer disco no fue un golpe de suerte y se muestra listo para ser uno de los artistas que marcarán el rumbo del rock-pop en la década venidera.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *