por Paty Rodríguez

Greta Van Fleet, una de las más jóvenes y exitosas bandas de rock en la actualidad, esperaba lanzar su segundo álbum de larga duración en los últimos meses de 2019. No obstante, el tiempo corrió rápido, la fecha se tuvo que recorrer y ahora sabemos que el material sucesor del aclamado Anthem of the Peaceful Army verá la luz a inicios del año que viene.

La espectacular incursión de la banda en la escena musical ha despertado reacciones de todo tipo: algunos celebran que el sonido del rock clásico no haya muerto; otros apenas ven a Greta Van Fleet como una imitación de Led Zeppelin.

Lo cierto es que en su sonido se puede percibir una enorme influencia de la clásica banda de Robert Plant y Jimmy Page. Sin embargo, hay posibilidades de que esto cambie: por lo menos esto sugieren las declaraciones del líder de Greta Van Fleet, Josh Kiszka. Él asegura que el próximo álbum será el siguiente paso en “la evolución y el sonido de esta banda”.

En una entrevista con Kerrang!, Josh habló acerca de cómo fue el desarrollo del proceso creativo al momento de grabar el más reciente álbum: durante dos meses este verano, los músicos se dedicaron en cuerpo y alma a escribir y grabar el nuevo material. Greta Van Fleet no busca demostrar nada con su nuevo material, sino únicamente sacar a la luz música con la que ellos mismos se sientan satisfechos: “Creamos algo simplemente con la intención de realizar una obra de arte que nos enorgullezca, que a nosotros mismos nos gustaría escuchar”.

En abril del próximo año, Greta Van Fleet se encargarán de abrir las presentaciones de Metallica en Chile, Brasil y Argentina. Es probable que, para entonces, ya tengamos conocimiento de las nuevas canciones que integrarán el siguiente álbum.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *