por Edgar Fernández

El pasado 21 de junio salió a la venta Crash Team Racing Nitro-Fueled, una remasterización del primer juego de karts ambientado en el mundo de Crash Bandicoot para la primera Play Station. El juego original combinaba estilos de Mario Kart y Diddy Kong Racing, añadiendo su propio sello al adquirir el sistema de derrape para potenciar el turbo.

Hasta hace unos ayeres el mundo hubiera pensado que la corona de Mario Kart era inalcanzable para cualquiera de sus competidores, pero con la llegada de Crash todo parece haber cambiado. Y es que Beenox, la compañía encargada del desarrollo del juego, no solo remasterizó Crash Team Racing, sino que también añadió personajes, skins, karts y pistas de Crash Nitro Kart y Crash Tag Team Racing, adaptándolos a los controles del juego original y brindando un fan service que muchos soñaban con su llegada.

El juego ofrece diversas modalidades entre las que se encuentra la clásica aventura o modo historia y el competitivo local.  En cuanto a la historia, Crash y sus amigos tendrán que convertirse en campeones mundiales para derrotar al ególatra Nitros Oxide y salvar al planeta de su destrucción. Por su lado, el arcade local, a diferencia de su predecesor, ha sido mejorado para que hasta cuatro personas puedan disfrutar la experiencia sin caídas de velocidad o ausencia de sonido.  También es importante resaltar los modos de batalla, los cuales son variados y van desde recolectar cristales, hasta capturar las banderas del equipo contrario. Y, por supuesto, el multijugador online, que reúne hasta ocho competidores en una misma carrera, permitiendo personalizar desde el kart, las llantas, el personaje y las calcomanías decorativas, para que los jugadores no se confundan con otros. Sin perder de vista que éste es el único modo que tiene problemas de conexión a los servidores, sin embargo, Beenox y Activision, se han enfocado a  trabajar en los servidores para mejorar las conexiones.

A pesar de que los controles del juego fueron diseñados en 1999, envejecieron de una excelente manera, pues se encuentran justo donde los dejó el primer Play Station, con algunas ligeras mejoras para tomar más fácilmente las curvas, pero siendo fieles a todo aquello que le dio gloria al juego original.

La manera en que Beenox ha decidido mantener el juego con vida ha sido por medio de las Grand Prix, una serie de temporadas que incluyen desafíos diarios, semanales y especiales, con los cuales se llena una barra de nitro para desbloquear personajes especiales, skins, colores y demás artículos de personalización. Ademas, las Grand Prix incluyen una pista completamente nueva de acuerdo con la temática de la temporada. De las ya presentadas, encontramos temas egipcios, prehistóricos, medievales y de halloween, y se esperan seis más que incluyen versiones de Navidad y circo.

Con cada mes que ha pasado desde su lanzamiento, la lista de personajes ha ido en aumento, ascendiendo actualmente a cuarenta, entre los que destacan Crash Bandicoot, el doctor Neo Cortex y Tiny Tiger como parte del roster original, mientras que Tawna, las Trhopy Girls y Spyro se incorporaron al elenco con la llegada de sus respectivas Grand Prix.

En cuanto a la musicalización del juego, podemos encontrar remixes de todas las pistas originales y siempre podemos alternar entre las nuevas versiones y las originales desde el menú de opciones. Dentro del apartado gráfico se observa el tiempo de dedicación que el estudio esmeró en cada detalle de las pistas, pues éstas se encuentran llenas de sorpresas, referencias y animaciones características del mundo Bandicoot.

Por lo tanto, tenemos a un digno competidor que le hace frente a Mario y Sonic desde todas la plataformas, puesto que Crash está disponible para Switch, Xbox One y Play Station, demostrando que el mundo del karting aún tiene un largo camino por recorrer y este titulo ha hecho lo que cualquier remasterización digna de la nostalgia merece: consentir al usuario por medio del fan service.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *