por Mario Rincón

Apenas con un primer capítulo al aire, His Dark Materials parece que resarcirá el error de la primera adaptación de la obra de Philip Pullman, la cinta de nombre The Golden Compass (La Brújula Dorada, 2007), que nunca alcanzó la aprobación de los fans de la historia, pese a su espectacular y premiada producción.

Con un reparto estelar integrado por James McAvoy, Dafne Keen, Ruth Wilson y Lin-Manuel Miranda, His Dark Materials contará con ocho capítulos en su primera y segunda temporada, esta última recién confirmada por la producción en declaraciones a Deadline.

La historia, que se desarrolla en “… otro mundo, uno que se parece y no se parece al nuestro”, comienza con Lord Asriel (James McAvoy), un investigador que deberá dejar al cuidado del Jordan College de Oxford a una pequeña niña de nombre Lyra, que escenas después es encarnada por Dafne Keen, la joven actriz que maravilló con su gran actuación en Logan como X-23.

El mundo planteado en la historia es controlado por el Magisterio, institución que podría encontrar su paralelo en la iglesia y que busca controlar el conocimiento, lo que se debe o no saber. Quien no se apegue a sus reglas es catalogado de hereje.

Y en ese universo es donde se aborda una de las premisas y encantos de la historia: “una alma humana asume la forma física de un animal conocido como un daemon. La relación entre el humano y el daemon es sagrada”. Es decir, cada persona siempre es acompañada por un animal, un espíritu protector con el que crea un lazo poderoso y especial.

En ese marco, el episodio estreno tiene dos acontecimientos que marcarán el rumbo de la serie y definirán la trama: un descubrimiento que atenta contra los ideales del Magisterio y la misteriosa desaparición de 16 niños, incluido el mejor amigo de Lyra, Roger.

Estos dos hechos cambiarán la vida de Lyra, quien además conocerá a Marisa Coulter, interpretada por Ruth Wilson, personaje que mostrará intensiones misteriosas con la pequeña al tomarla como alumna.

La serie, a cargo de Jane Tranter (Succession y The Night Of), llega como la apuesta final de HBO —que produce con la BBC—, para el cierre de año, pero en un tono distinto, con un carácter más juvenil, a diferencia de otras producciones como Game of Thrones, Westworld o Watchmen, que buscan una audiencia más adulta. Característica que, de entrada, no le ha restado valor a la serie, pues ha tenido un 83% de aprobación en Rotten Tomatoes, gracias al reparto, riqueza visual y efectos especiales.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *