por Paty Rodríguez

Stereophonics, una de las bandas más importantes en la escena del rock alternativo británico, lanzó este viernes su más reciente álbum, Kind. Se trata de un material tranquilo, emotivo y sumamente agradable. “Amable” para escuchar.

Kind es el undécimo álbum de la banda galesa y su lanzamiento fue anunciado apenas en agosto de este año por medio de las redes sociales de la banda. Fue entonces cuando se dio a conocer el primer sencillo con todo y su videoclip “Fly Like an Eagle”, canción que, como veremos más adelante, es parte fundamental en la construcción de la esencia del nuevo álbum.

Kind, en un principio, tiene el acierto de abrir con una de sus mejores piezas. Se trata de “I Just Wanted The Goods”, una canción que transmite toda la energía del rock alternativo característico de la banda. Convierte la frase que le da título en un motivo pegajoso y repetitivo, contiene pasajes instrumentales que hacen brillar a la guitarra eléctrica y, gradualmente, aumenta en intensidad y emoción hasta llegar a un clímax culminante hacia el final.

Inmediatamente después, cambian el animado ritmo y la energía con los que Kind había comenzado. A partir de ahora, nos encontraremos en su mayoría con una serie de baladas y piezas más tranquilas, las cuales constituirán la esencia general del disco. Aquí puede empezar a hacerse más evidente la relación del contenido del álbum con una parte de su portada:  la silueta de un par de aves volando, una banca y un árbol que ya se ha quedado sin hojas, con un fondo que representa un cielo que va del anaranjado al azul oscuro, pasando por el amarillo y el rosa. Es una ilustración de la calma en el ocaso del día, una calma transmitida por las canciones.

La segunda canción es el que fuera el primer sencillo del álbum, “Fly Like an Eagle”, que cuenta con una fuerte presencia de guitarra acústica, una melodía dulce y apenas un bajo para dar mayor solidez. El empleo de elementos como la guitarra eléctrica y la batería, por su parte, sirve como recurso para aumentar la emotividad. “Make Friends in The Morning”, la canción que sigue, lleva más lejos el carácter acústico: los instrumentos a los que se recurre son el piano, la guitarra acústica, algunos coros e incluso, algunos aplausos para complementar la batería.

Entre esta serie de canciones tranquilas, no puede pasarse por alto “Don’t Let The Devil Take Another Day”, tirándole un poco más a la power ballad. Se trata de una canción en la que destaca la línea melódica de la voz, bastante emotiva y pegajosa. La música es básicamente una guitarra rítmica acompañada por una batería constante en sus percusiones. Hacia la mitad de la canción hay una breve momento musical, que si bien no tiene gran complejidad, es muy adecuado para el tema y añade un ligero cambio antes de volver al tema principal y termina.

Hay un momento en el que podemos percatarnos de un aumento en la energía del álbum, cuando inicia “Bust This Town”. Esta canción, con un beat más acelerado y animado, algunos arreglos en el sintetizador y el acompañamiento oportuno de la guitarra eléctrica en adornos y armonías, habla sobre la determinación, el tópico “ahora o nunca”, la necesidad de dejar un sitio lo más pronto posible. Esta breve faceta del álbum, la enérgica, podría verse reflejada en la otra parte de la portada: la del pino invertido, con un fondo azul cielo y verde, fresco.

Stereophonics, con una carrera musical de casi treinta años, ha ido consolidando su lugar en el mundo de la música poco a poco, con canciones de la talla de “Dakota” y “Maybe Tomorrow”, con una prolífica obra y álbumes que casi siempre llegan a los lugares más altos de las listas de popularidad británicas. Sin duda, por su emotividad y calidad, Kind debería ser reconocido como uno de los puntos más altos de su discografía.

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *