por Hugo POke Juárez

En Astral Chain, Platinum Games (Bayonetta, Vanquish, Metal Gear Rising: Revengeance) exhibe magistralmente algunos de los elementos más característicos de sus juegos: extravagancia, escenarios irreales, personajes singulares, música memorable con toques de house y rock, humor exquisito y un diseño genial (en general), sólo por mencionar algunos.

¡Bienvenidos a otro apocalipsis! En Astral Chain nos ubicamos en el año 2078, a un paso de que la humanidad se extinga. Sin embargo, hay una esperanza: los sobrevivientes se han enclaustrado en una megaciudad ultratecnológica conocida como El Arca, ubicada en medio de una enorme isla artificial. Pero, el “refugio” les dura poco, porque comienzan a ser atacados por las Quimeras, formas de vida interdimensionales que viven en el “Plano Astral” e invaden El Arca para robarse humanos y transformar a los que no se llevan.

Para acabar con las Quimeras, la policía ha creado un grupo táctico conocido como “Neuron”, cuyos miembros utilizan a las Legiones (Quimeras domesticadas) para ayudarse en el combate y en la exploración. Tú eres un miembro de Neuron que, junto a tu hermano o hermana gemela (el sexo de tu pariente siempre será el contrario al del personaje que tú elijas, puedes ser hombre o mujer), tendrás en tus manos el futuro de la humanidad, ¿lograrás salvarla?

La característica más importante del estudio está presente en este título, y es sin duda el combate vertiginoso y veloz: Astral Chain es un juego de acción con toques de RPG en donde no solamente podrás combatir a la par de tu gemelo o gemela, sino que también podrás utilizar a tu Legión, lo que da pie a combinaciones locas que aceleran e imprimen más atractivo a las de por sí extenuantes secuencias de juego.

Personalmente, me ha pasado que quiero que aparezcan más y más enemigos en juegos como Bayonetta, sólo para no dejar de combatir y maravillarme con los movimientos de cámara y de mi personaje, y en Astral Chain no es la excepción: me volvió a pasar lo mismo.

Los controles son intuitivos y la unión entre tu Legión y tú da lugar a secuencias impresionantes que vagan entre una sinfonía y un ballet, aderezadas, por supuesto, con efectos especiales y gráficos que no sufren ningún retraso, así que tendrás que tomar decisiones rápidas si quieres sobrevivir.

Pero las partes “tranquilas” de este juego también brillan. Como parte de Neuron, tienes que salir a las calles a investigar cuál es la influencia de las Quimeras en la dimensión humana, así que a veces la harás de detective mientras ayudas a alguno que otro ciudadano en apuros.

Claro que puedes ir directo a hablar con la gente que te indican para ir avanzando en la trama más rápidamente y centrarte en el combate, pero en ese caso te perderías de descubrir muchísimas cosas muy interesantes del mundo (como pasajes secretos) y, por supuesto, de los personajes.

Deberás investigar bastante: algunas veces la gente “suelta la sopa” fácilmente, pero otras tendrás que ser mucho más observador y realizar actividades específicas para poder avanzar, así que entre combate y combate hay situaciones que valen la pena y complementan muy bien a este título.

Pero a pesar de lo bien que suena todo, Astral Chain tiene sus áreas de oportunidad. Por ejemplo, yo hubiera agregado un sistema de combos que habría complementado el combate para hacerlo perfecto y para agregar un reto más al juego. Además, le hubiera dado voz a mi personaje, porque todo el tiempo está callado y la historia de los gemelos es tan atractiva, que es desesperante no saber el punto de vista de tu héroe o heroína.

Por último, una advertencia: el sistema de juego cooperativo es bastante frustrante, así que mejor ni lo intentes, mejor juega en solitario.

Fuera de estos detalles, Platinum Games hizo un trabajo extraordinario con Astral Chain, así que si te gustan sus juegos vertiginosos, el combate estrafalario, el ciberpunk y la estética anime debes jugarlo lo antes posible. Sin duda es de lo mejor del 2019.

Astral Chain ya está disponible en exclusiva para Nintendo Switch.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *