Reseña de la versión del 2019 sin compararla con la versión original 1986.

por Fausto Ponce

El remake de la telenovela Cuna de lobos es un producto desafortunado: es una telenovela aburrida, eso sí, visualmente atractiva pero desabrida y plana en su interior. Al menos en sus primeros dos capítulos.

La serie, que en realidad es una mala telenovela o el remake de una gran telenovela pero mal ejecutado, gira en torno a la villana Catalina Creel (Paz Vega), matriarca de familia, quien luego de asesinar a su marido (Leonardo Daniel) deberá cometer los crímenes más bajos con tal de no perder su dinero y poder.

Alrededor de Catalina encontramos a Alejandro (Flavio Medina), el amor de la vida de la susodicha y hermano de su marido; Alejandro (Diego Amozurrutia), hijo de Catalina, José Carlos (Gonzalo García Vivanco), hijastro de Catalina, Leonora (Paulette Hernández), fotoperiodista que se irá metiendo poco a poco en el seno de la familia Larios Creel, y Luis (Osvaldo de León), un reportero que amenaza con desenmascarar a Catalina.

Uno de los mayores problemas de la historia es el desarrollo de los personajes: todos resultan acartonados y hay poca tensión dramática entre ellos lo que nos genera una sensación de indiferencia. Y si a lo anterior le sumamos una serie de malas actuaciones, empezando por Paz Vega, quien no resulta una villana destestable ni empática, la cosa se pone para llorar.

El diseño de producción está muy bien, al igual que las locaciones y los emplazamientos y movimientos de cámara, pero son sólo una fachada que oculta una historia deficiente. Hay asesinatos y conceptos que para la televisión abierta resultan transgresores como la bisexualidad, pero son meros artificios que caracen de sentido para la historia.

En lo personal, no creo necesario darle más de dos capítulos a esta serie, sobre todo habiendo una oferta televisiva y fílmica enorme y de mucha más calidad.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *