Por Diana Chávez Zea

Mr. Sunshine, el drama coreano más popular del 2018, es una emocionante mezcla entre historia, enamoramientos, luchas, batallas y política. Su ritmo puede parecer lento para quienes suelen ver series de manera exprés, sin embargo, tenerle paciencia a los 24 capítulos de una hora de duración valen la pena por completo.

Mr. Sunshine, disponible en Netflix, retrata la historia de Eugene Choi (Choi Yoo- jin), el oficial del Cuerpo de Marines Estadounidense nacido en Joseon (hoy Seúl, Corea) quien migró a Estados Unidos ayudado por un misionero cuando era apenas un niño.

Detrás de la figura de imponente oficial de Eugene está la historia de un niño esclavo que se vio obligado a huir del lado de sus padres para salvar su vida, encontrando así una nueva patria en Estados Unidos.

Debido a un incidente, Eugene regresa a Joseon en la época de la ocupación japonesa; la trama se desarrolla alrededor de batallas entre soldados y rebeldes, estrategias políticas y favores personales entre los personajes principales, a quienes los une una fidelidad basada en la confianza más que en la amistad.

El camino de Eugene se cruza con la causa rebelde que busca la liberación de Joseon, junto a esto aparece la mujer por la que el oficial estadounidense arriesga lo más importante de su vida: su lugar en las filas de la marina estadounidense: La señorita Go Ae-shin, miembro de la nobleza coreana, respetada por el prestigio de su familia y admirada por su belleza; punto de unión y discordia entre un soldado, un espadachín y un periodista.

Uno de los mayores aciertos de Mr. Sunshine es el rol que desarrollan dos personajes femeninos: la señorita miembro de la nobleza y una adinerada viuda, pues además de ser mujeres hermosas y deseadas, también son combatientes, estrategas, valientes y entregadas a una causa ideológica.

La mezcla de culturas como la coreana, la japonesa y la estadounidense hacen un match perfecto para el contexto del drama y le agregan un toque único, y es que el hecho de integrar en una misma producción a actores de distintas nacionalidades sin que se pierda la coherencia.

Con guion de la popular escritora Kim Eun-sook, Mr. Sunshine gozó de un éxito similar al de Goblin (2017) y Descendents Of The Sun (2016), otros dramas que también se situaron en los primeros lugares de rating en Corea, además de contar con un gran público alrededor del mundo.

Visualmente es una delicia disfrutar de cada toma con la gama de colores que está presente escena tras escena; es necesario resaltar el trabajo de vestuario del proyecto, pues cada vestido constaba de un evidente proceso de diseño y creación: desde trajes de gala occidentales hasta batas japonesas pasando por los coloridos hanboks, sin olvidar los vestidos franceses; Mr. Sunshine nos presenta una pasarela digna de la moda del siglo XIX.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *