por Oscar Reyes

Vida, la serie producida por la cadena Starz y estelarizada por Mishel Prada y Melissa Barrera, es una carta de amor a los latinos, en especial a los mexicanos en tierras estadounidenses, en donde se muestra la unidad, el orgullo y cultura de una comunidad que ha sido atacada injustamente en los últimos años.

El show es dirigido por Tanya Saracho y está basado en el cuento “Pour Vida” de Richard Villegas Jr; cuenta con dos temporadas que están disponibles para latinoamérica a través del sistema de streaming de Starz.

Vida nos cuenta la vida de dos hermanas mexico-americanas Emma (Prada) y Lyn (Barrera), quienes luego de estar distanciadas por varios años regresan a su barrio natal (East, LA), después de la muerte de su madre, donde se revelará un gran secreto que hará reflexionar a las protagonistas sobre su identidad.

Así pues, las protagonistas deberán luchar contra sus propios prejuicios y personajes del pasado, al tiempo que deben mantener su vida amorosa a flote y salvar el bar que les dejó su madre.

El corazón de la serie se encuentra en los vínculos familiares a través de los cuales se exploran temas como la identidad, la empatía, la cultura y el significado de el volver a casa y pertenecer a una comunidad. También nos muestra la vulnerabilidad y las fracturas internas de la sociedad latina que radica en Estados Unidos.

Por ejemplo, entre las fracturas que podemos encontrar de la comunidad, se observa un rechazo por las protagonistas por parte del personaje de Marisol (Chelsea Rendon), una joven que lucha por los derechos de los latinos: ella rechaza a las hermanas por considerarlas más gringas que latinas.

A lo largo de la serie se hace énfasis en la manera en que las generaciones responden de manera diversa a temas como la homosexualidad, en especial con la temática lésbica y la independencia femenina, entre otros temas. Por otro lado, la serie demuestra el amor y el trabajo duro que realiza esta comunidad, mostrando que una visión distintan al tradicional estereotipo latino.

Vida es en una serie para una nueva generación, que crece con ambos idiomas como lenguas maternas y una nueva etapa donde ambas culturas se mezclan y se toma lo mejor de cada una.

Todo esto en seis episodios de media hora de duración, dejando en claro que lo que nos da vida, es el sentido de pertenencia, ya sea a algún lugar o grupo social y que el regreso a casa es para encontrar un crecimiento como persona y la reflexión de lo que cada uno es como individuo.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *