por Jerónimo Arellano

Ad astra (Estados Unidos, 2019) es una curiosa película de ciencia ficción en donde el veterano astronauta Roy McBride (Brad Pitt) es mandado a Marte en una misión ultra secreta para salvar a la humanidad.

La trama se desarrolla en un futuro cercano donde el hombre ya ha colonizado la Luna y cuenta con una base muy avanzada en el planeta Marte.

La película inicia con Roy realizando reparaciones en una macro antena en la estratósfera de la Tierra cuando una onda de sobrecarga de energía causa que exploten varias partes de la antena. Roy es arrojado hacia la Tierra, sin embargo, logra mantener la calma con una frialdad sobrenatural, a pesar de tener el  paracaídas dañado.

Roy es hijo del legendario astronauta Cliff McBride (Tommy Lee Jones), quien un par de décadas atrás capitaneó una misión hacia Neptuno antes de desaparecer. El objetivo era, que lejos del alcance de la radiación solar que interfiere con comunicaciones, investigara si había vida inteligente en los confines del universo.

Después del incidente de la antena. Roy es llamado por sus superiores quienes que le revelan que su padre sigue con vida y que él es el responsable de las sobrecargas que están azotando a la Tierra y las bases humanas en la Luna y Marte.

Le dan la misión de viajar hasta Marte, a la única base que no ha sido dañada por las sobrecargas de energía y tratar de abrir comunicación con su padre.

El viaje es difícil ya que existen grupos de bandidos que atacan a Roy en el trayecto y sus superiores no confían en él. No obstante, el obstáculo más titánico que enfrentará Roy es cuando, ignorando a sus superiores, parte hacia  Neptuno para enfrentar a su padre

Lo curioso de Ad astra es, por un lado, que el director James Gray muestra el viaje por el espacio de una manera muy realista (ciencia ficción dura), muy influenciada por Solaris (U.R.R.S. 1972) y 2001: Odisea del espacio (Estados Unidos, 1968).

Pero el elemento más interesante es el viaje interno del protagonista. Roy es el avatar de nervios de acero que no comete errores en el espacio y no pierde la calma, no obstante, conforme se acerca a ver a su padre, muestra momentos de debilidad y que empieza a perder el control.

La actuación de Brad Pitt resalta este hecho, sus reacciones son secas, minimalistas y funciona muy bien para el personaje.

De hecho, Ad astra tiene tintes de la novela El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad, donde el protagonista se mete en las profundidades del Congo para buscar a un enigmático individuo conocido como el Sr. Kurtz. Dicho viaje lo transforma al tener que lidiar con la oscuridad que lleva en su interior.

El filme tiene muy buen ritmo aunque se vería beneficiado si recortara dos minutos del final y no fuera tan explícito.

El diseño sonoro es interesante, sobre todo durante la primera mitad de la cinta y las actuaciones de Pitt y Tommy Lee Jones son buenas.

La película obtiene su título de una frase latina: per ardua ad astra, que en español sería algo así como:  “a través de la adversidad, a las estrellas”, y el filme trata de eso, de todo lo que debe sufrir Roy para llegar a las estrellas.

Ad astra se estrena el 20 de septiembre.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *