por Leonardo Ponce

La semana pasada, el programa Saturday Night Live anunció a los nuevos integrantes para su próxima temporada, que comienza el próximo 28 de Septiembre. El primer episodio será  conducido por Woody Harrelson y tendrá a Billie Eilish como invitada musical.

El nuevo reparto estaría integrado por Bowen Yang (quien se unió al equipo de escritores del programa hace un año), la genial improvisadora Chloe Fineman y el standupero Shane Gillis.

Un par de horas más tarde de haberse hecho el anuncio, el reportero Seth Simmons(@sasimons) subió a Twitter fragmentos del podcast de Gillis llamado Matt and Shane’s Secret Podcast, en los cuales se escucha al nuevo integrante de SNL hacer comentarios racistas (principalmente contra asiáticos), homófobos y sexistas.

En uno de los segmentos se puede escuchar a Shane hacer una “pirámide” de comediantes relacionando su etnia con su talento: en el tope de la pirámide sería algo así como, blancos hasta arriba, después comediantes negros, chicas negras, los George Lopez (comediantes latinos), después chavos Indios y después las chicas blancas“, a lo que su co-conductor pregunta¿Y dónde quedan los comediantes gay?” y Shane conesta Creo que los chavos gays son más graciosos que las chicas blancas”.

Más adelante en el mismo segmento utiliza la expresiónwhite faggot comics(comediantes blancos maricas), una palabra tan fuerte en la cultura norteamericana que la prensa escrita tiene que censurarla.

Por supuesto, una vez que estos videos comenzaron a esparcirse por la red, SNL ofreció una declaración diciendo que habían despedido a Shane Gillis.

Un vocero del canal habló a nombre del creador Lorne Michaels diciendo: Queremos que SNL tenga una variedad de voces y puntos de vista dentro del programa, y contratamos a Shane debido a su fortaleza como comediante y su impresionante audición para el programa. No estábamos al tanto de los comentarios que han salido a la luz en los días pasados. El lenguaje que utilizó es ofensivo e inaceptable.”

En pleno siglo XXI y en la era dorada de la corrección política, es increíble que la gente en NBC no haya hecho una investigación  a fondo para revisar todo el material del comediante. Ex colegas de Shane —de la escena de comediantes en Filadelfia—, dicen haberse sorprendido con la decisión de agregar a Shane al elenco de SNL, dado que él había tenido varios problemas en un club de comedia por el uso de lenguaje racista y homófobo.

Ya sea que se hayan hecho de la vista gorda o no hayan estado al tanto, al final no es una imagen que el programa quiera dar. Después de todo, el show es altamente crítico con el Estados Unidos de Trump y han sido pioneros en la inclusión racial y de identidad de género.

Shane Gillis publicó un comunicado en Twitter diciendo que es un comediante que “empuja los límites” (pushes boundaries) y que a veces se equivoca, pero que está feliz de pedir perdón a cualquiera que se haya sentido agredido por sus comentarios, y que a veces toma riesgos y otras veces se equivoca.

Esperamos que la nueva temporada pueda sacudirse este trago amargo y nos entregue una gran show lleno de buen humor y comedia inteligente como sólo ellos saben hacer.

 

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *