Yesterday (Reino Unido, 2019), el nuevo filme de Danny Boyle que se centra en las canciones de Los Beatles, demuestra que la música del cuarteto de Liverpool es capaz de impactar a las nuevas generaciones, aunque para ello recurre a situaciones irreales para sostener su fantasiosa trama.

Esta comedia romántica cuenta la historia del fracasado músico Jack Malik (Himesh Patel), quien logra alcanzar la fama mundial en virtud de ser el único sobre la faz de la Tierra capaz de recordar la música de Los Beatles después de un apagón global.

Sin embargo, el camino al éxito no es sencillo para el compositor de “Summer Song”. La tarea de atraer el interés de la industria musical, así como la de extraer de su memoria todas las letras y melodías compuestas por John, Paul, George y Ringo, representan los principales obstáculos para el intérprete.

La atareada vida que acompaña a la popularidad aleja al protagonista de su mejor amiga y ex-manager, Ellie (Lily James), quien ha pasado la mitad de su vida recluida en la friendzone, esperando inútilmente que su amor sea correspondido. A pesar de ello, Malik no tarda en darse cuenta de sus sentimientos por ella y se ve enfrentado a decidir entre el éxito y el amor.

Lo positivo

El largometraje es una interesante conjunción del director de dramas como Slumdog Millionaire o Trainspotting, Danny Boyle, y Richard Curtís, guionista de las clásicas comedias románticas, El Diario de Bridget Jones y Cuatro Bodas y un Funeral.

El resultado de tal mezcla es una película con planos bien logrados en lugares icónicos para la beatlemanía, así como con un guión ameno y cómico repleto de referencias a películas, álbumes y letras de la banda que cambió el mundo de la música comercial para siempre.

Usar la música de Los Beatles en un filme puede parecer una ventaja, pero en realidad representa un reto: no echar a perder la película con malas interpretaciones de tan extraordinaria música. Yesterday libra tal desafío de buena forma con las versiones arregladas por Daniel Pemberton, interpretadas por Himesh Patel, quien tuvo que aprender a cantar y a tocar la guitarra para esta cinta.

Otro de los puntos fuertes del relato escrito por Richard Curtis es la historia de amor entre Jack y Ellie, que no repite el estereotipo del hombre friendzoneado y experimenta narrativamente invirtiendo los roles, para dar una perspectiva diferente de la triste situación que aqueja a las personas cuando su amor no es correspondido por un pretendido que sólo los ve como su amigo.

Lo deficiente

Dentro de la parte negativa hay que mencionar la nula argumentación en torno al apagón que borra toda prueba de la existencia de Los Beatles. Esta falla hace que el filme resulte irreal.

Otra incongruencia es la aparición de un John Lennon anciano que sin mayor problema deja entrar a su casa y le da consejos de vida a un desconocido –Jack Malik–, además de la inverosímil reacción de la gente ante la verdad sobre el origen de las canciones que le dieron el éxito al protagonista.

Estos supuestos son irrealidades necesarias para probar que el mundo sería inconcebible sin la magnífica música del cuarteto de Liverpool.

A continuación te dejamos el soundtrack oficial de la película.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *