por Julián Vásquez

Desde el lanzamiento de la primera videoconsola, la Magnavox Odyssey, en 1972, los videojuegos han crecido en popularidad y ya son parte de nuestra vida diaria. Pero existen algunas desastrosas excepciones en este mundo virtual.

Hoy recordamos algunas de las consolas que han pasado por el mundo sin pena ni gloria:

5 PlayStation Vita

Después del éxito que representó el PSP para Sony la década pasada, la nipona estaba obligada a lanzar un mega éxito que superase a su primer portátil. A finales de 2011, lanzó a su sucesora, la PlayStation Vita. Todo indicaba la victoria sobre su competencia directa, la 3DS de Nintendo, ya que, en comparaciones técnicas, la de Sony era una auténtica bestia de bolsillo:

Contaba con una pantalla táctil de 5 pulgadas multi touch, GPS, Bluetooth, touchpad trasero, cámara frontal, trasera y el apoyo total de desarrolladores como Electronic Arts, Ubisoft para crear juegos de primer nivel. Pintaba para un éxito inmediato, sin embargo, limitantes como necesitar de memorias especiales y no SD o no tener un catálogo fuerte de juegos exclusivos, ocasionaron el desplome en ventas a meses de su lanzamiento.

A ocho años de su salida, ya ha sido superada en ventas por la Nintendo switch, estrenada hace tres años (switch ha generado 20 millones, mientras que el vita sólo 15). Esto ocasionó su cese de producción en marzo de este año.

4 ATARI Jaguar

Los inicios de los noventa nos ofrecieron grandes consolas como la SNES o la Sega Genesis, con juegos como Súper Mario Wolrd (1990), Súper Metroid (1994) y Sonic the Hegdehog (1991). La diversión estaba asegurada.

Pero la empresa norteamericana Atari quería tener un pedazo del pastel y en 1993 lanzó su Atari Jaguar, una de las consolas más potentes de su época: comparado con la SNES, de 32 bits, Jaguar tenía 64 y era capaz de correr juegos poligonales o en 3D, algo que ninguna de su generación lograba.

Entonces, ¿por qué fracasó? La prisa de Atari por lanzar una consola adelantada a su época provocó la caída. Las desarrolladoras de juegos no tenían las herramientas para crear juegos decentes en 3D y su precio era elevado (300 dólares, frente a los 200 de una confiable SNES).

Atari Jaguar No logró vender más de 250.000 unidades, y para dar el tiro de gracia, un año más tarde, Sony lanzaría la consola más vendida de su generación (y en 3D): La PlayStation.

3 OUYA

Una consola basada en el sistema operativo Android suena interesante, y la posibilidad de crear tus propios juegos, aún más. En 2012, Julie Uhrman inició una exitosa campaña en internet para hacer esto realidad. Promovió, a través de Kickstarter, el desarrollo de OUYA. En menos de un año, 63 mil donadores recaudaron la cantidad de 8.5 millones de dólares para comenzar la producción de la consola.

Todo era un cuento de hadas: tener en tu casa un OUYA representaba jugar y desarrollar juegos para Android, disfrutar juegos originales y estar en una comunidad activa. Además, era la primera consola en años en plantarle cara a las gigantes Sony y Microsoft, pero los problemas comenzaron desde su salida.

A inicios de 2013, se enviaron las primeras unidades a los donadores y en junio del mismo año, al público en general. Sin embargo, algunas consolas no se enviaron y nadie compraba los juegos originales porque ¿quién necesitaba OUYA si podías jugar Angry Birds desde tu celular?

El tiro de gracia fue que otras empresas comenzaron a desarrollar consolas que, al igual que OUYA, funcionaban con Android y así quedó sepultada en el olvido para siempre.

2 Virtual Boy

El peor fracaso de Nintendo. Punto.

Con la SNES y la Gameboy original a cuestas, “la gran N” creyó que era intocable y se arriesgó lanzando un proyecto de realidad virtual. En 1995, lanzó Virtual Boy, una suerte de gafas que mostraba juegos rojizos en 3D.

El primer error fue venderla como una consola portátil, ya que para jugar debías estar parado, sin poder moverte. A pesar de tener unos 32 bits aceptables para la época y lanzar juegos conocidos como Wario Land, en ocho meses vendió 770 mil unidades, muy por debajo de lo esperado, esto aunado a un excesivo precio de 180 dólares, causó su muerte.

Por si fuera poco, las pocas personas que la adquirieron se quejaron de dolores de cabeza, espalda y ojos.

1  Zeebo

La séptima generación de videojuegos se resume en PlayStation 3, Xbox 360 y Nintendo Wii, éstas dominaron el mercado mundial por años. Sin embargo, existió una consola que intentó subirse al barco del éxito.

Zeebo fue un intento fallido de la brasileña Tectoy y Qualcomm por incursionar en los juegos. A diferencia de las grandes compañías, Zeebo iba dirigido a niños de países con economías emergentes que no podían costear una consola. En México costaba 1,700 pesos y, de hecho, se anunciaba con bombo y platillo en el programa de En familia con Chabelo.

Su única falla fue su limitación tecnológica. Si bien tenía conexión a internet gratuita y un catálogo de compañías como EA, Ubisoft y Capcom, su potencia era la de una consola de hace 15 años, el Internet solo permitía entrar a limitadas páginas y los juegos ofrecidos eran adaptaciones de juegos de celular.

Venderla como consola de séptima generación, la mató.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *