Reseña del tercer episodio de la tercera temporada de The Handmaid’s Tale. Este artículo contiene spoilers.

por Fausto Ponce

En el tercer episodio de The Handmaid’s Tale, June (Elisabeth Moss) y Serena (Yvonne Strahosky) deberán adaptarse a su nueva situación en un episodio donde la tensión para ambas crece como una bruma espesa, mientras la línea entre lo bueno y lo malo parecer ser un poco más delgada de lo que debiera. Por un lado, June tiene un nuevo comandante (Joseph), mientras que Serena sufre las consecuencias emocionales de haber perdido a su hija y de haber quemado su casa.

La madre de Serena la empuja a retomar su vida social: la invita a una reunión con sus amigos quienes tiene una sesión de oración, y todo con el propósito de que regrese a su matrimonio. Por su parte, Fred (Joseph Fiennes) se encuentra con June durante una reunión en casa de Joseph (Bradley Whitford): ambos dialogan como dos viejos amantes que aun conservan un vínculo; June le pregunta a Fred por Serena.  En otra escena vemos al comandante practir un discurso de reconciliación para Serena enfrente de una prostituta.

Serena se niega a regresar con su marido pero al parecer no le queda otra opción: sólo es valiosa en Gilead como esposa de Fred Waterford.

Por su parte, June tiene constantes confrontaciones con Joseph, quien parece empecinado en enseñarle a June las consecuencias de sus acciones, de confrontarla con su egoismo y de mostrarle que no todo es blanco o negro, y que la realidad es mucho más compleja.

Al final, Serena y June tienen un encuentro sanador, por fin, como iguales que ayuda a que ambas tomen una decisión: la de June está cargada de consecuencias que pondrán en peligro su vida, mientras que Serena experimentará un renacimiento.

El episodio funciona como una especie de recogimiento para los personajes quienes deberán reunir fuerzas para enfrentar los demonios que vienen, que seguramente no serán poca cosa.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *