Allá donde los monstruos acechan, el amor aguarda.

 Más grande que cualquier monstruo.

—Dianna Hardy

 

El festival Macabro 2019 inició con una extraordinaria función de inauguración en el legendario y hermoso Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”.

Desde una hora antes, docenas de jóvenes vestidos con prendas negras comenzaban a juntarse a las afueras de la bella fachada del teatro.

La función inició a las 20:30 en punto, algo inaudito en México pero que demuestra el profesionalismo y la pasión de los organizadores. Una “aparición” subió al escenario con sus alaridos, la mujer atormentada, después de capturar la atención de los espectadores, dejó el escenario para que la directora del Festival, Edna Campos Tenorio, subiera para dar una charla de bienvenida y dar las gracias.

Al terminar la directora, el escenario fue ocupado por el veterano grupo gótico mexicano El Clan, quienes estarían encargados de sonorizar la película de la noche, la obra maestra, El fantasma de la ópera (Estados Unidos, 1925).

La críspida textura del celuloide de la época se formó en la gigantesca pantalla en el centro del escenario. Los créditos comenzaban a pasar. El público estaba completamente callado e hipnotizado.

Para cuando aparecieron las primeras imágenes del descomunal edificio de la Ópera Garnier, ya no había un asiento vacío en el teatro de la ciudad, en ninguno de sus numerosos niveles.

La película es una adaptación de la novel homónima de Gastón Leroux, y trata de cómo un misterioso individuo conocido como “el Fantasma” (Lon Chaney) acecha la Ópera de París y a sus trabajadores. Sin embargo, su verdadero objetivo es obtener el amor de Christine (Mary Philbin), la suplente de la cantante principal y a quien el Fantasma ha prometido  convertir en  la más grande estrella y cantante.

Sin duda, es una cinta clásica del cine mundial y del terror.

La proyección del Fantasma de la ópera fue una experiencia maravillosa.

Para comenzar, El Clan comenzó a tocar unos instantes antes de que la película comenzara y no se detuvo hasta que terminó la proyección, casi dos horas sin reposo o pausa.

Aunque El Clan es reconocido por ser un grupo gótico, la música fue más progresiva y compaginó cabalmente con la película.

Otro elemento que sobresalió fue cómo la audiencia se sumergió por completo en la experiencia. No había gente sacando sus teléfonos y nadie se salió durante la proyección o al baño. Estaban en el momento, en el presente, en aquel bello teatro tan parecido a la ópera que se veía en pantalla viviendo la experiencia que es el cine. Una hazaña nada fácil, sobre todo considerando que El fantasma de la ópera pertenece a otra era donde el cine era más lento y teatral.

Muchos años han pasado desde que inició el festival Mórbido y ha crecido bastante. El catálogo de películas internacionales y nacionales incrementó, al igual que el número de sedes y eventos.

El horror siempre se ha sostenido por un fiel nicho que sobresale por su lealtad y pasión por sentir escalofríos y toparse con cosas que se ocultan en las tinieblas.

Macabro inició con broche de oro y, por el programa que trae, seguramente dará muchas sorpresas agradables a la audiencia.

Para más detalles consulten la página del festival.

 

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *