Platicamos con Ale Trejo, quien tiene un canal en Youtube donde habla sobre violencia intrafamiliar, y con algunos televidentes que ven la serie Big Little Lies, con el propósito de enriquecer el panorama de lo que vemos en pantalla.

por Fausto Ponce

Durante una sesión de terapia, Celeste (Nicole Kidman) es confrontada por su terapeuta con respecto al recuerdo de su marido golpeador. Y es que Celeste extraña a su marido, lo amaba… era bueno con los niños y la pasión entre ellos era fabulosa.

¿Cómo puede Celeste añorar la compañía de un hombre que casi la mata? Ésta y muchas otras preguntas se van desatando durante la segunda temporada de la serie Big Little Lies de HBO, en donde se deja ver, no sólo las secuelas de la violencia intrafamiliar, sino la complejidad que se da en dichas dinámicas, que desde afuera, deberían de ser algo mucho más sencillo de procesar y de cortar de nuestra vida.

“Sí pasa que cuando termina hasta lo extrañas y lo tratas de buscar y quieres entender mil cosas, pero los psicólogos, y todo mundo, lo que dicen es que debes cortar de tajo y entender el perfil del sociópata y narcista, porque ni ellos saben, ellos tienen trastorno de personalidad y no saben las respuestas.  Entonces es entender ese perfil y así empiezas a entender su forma de actuar”, nos dice Ale Trejo, comunicóloga, sobreviviente de violencia doméstica, dedicada a la difusión de información y acompañamiento de víctimas, quien abrió el canal de Youtube Elígete a ti para exponer el tema y conectar con quien lo necesite.

“Te acostumbras mucho a la manera en que vivías con él porque ya creaste una rutina. Normalemnte te traen como rata de labotario, los tienes que agradar… y tú, como estás pensando claro, lo amo y lo adoro, y por eso estoy aquí, siempre estás haciendo un esfuerzo por estar bien.”, nos comenta Ale.

En las sesiones de terapia de Celeste se habla de codependencia y adicción a la violencia y del sexo que ella vivía en casa. Ante la confrontación de su terapeuta, Celeste suele responder a la defensiva… Para ella es díficil de creer pero, efectivamente, extraña a su agresor. Celeste recuerda que cuando inició la relación prácticamente pensaba que eran el uno para el otro y nos deja ver que en aquellos tiempos, la familia de Celeste era casi inexistente por lo que su marido Perry (Alexander Skarsgard) se convirtió en su Todo.

A continuación, Ale nos platica sobre el génesis de la dinámica en la vida real.

“En una relación tóxica o de estos calibres se crea una codependencia emocional con estos personajes que suelen ser narcicistas o sociópatas. Lo que hacen es que te vuelvas dependiente emocional. Y llega un momento en que dependes de cómo te ves, de su opinión… porque te manjean la parte de la autoestima desde el principio y ya de ahí se desencadenan otro tipo de violencias como la física, la sexual, etc..

“Aunque una como tal no tenga un perfil codependiente anteriormente, tú para que entres en una relación de este tipo debes traer, de alguna manera, baja autoestima, no sabes si merereces más. Así que cuando uno llega es que está predispuesta pues no has tenido la mejor relación amorosa anteriormente, y ellos te manejan que son lo máximo, que son el uno para el otro y obviamente dices guey, de aquí soy. Al principio te dan lo que tú necesitas (es un roto para un descosido)”.

A continuación, les compartimos algunos comentarios que los fans de la serie y lectores de la revista nos hicieron con respecto a la serie y a su experiencia en el rubro de la violencia intrafamiliar.

LindseyRosss

Me identifico con la situación de Celeste, en la parte de los golpes, de tener que “aguantar” por los hijos, de no poder desarrollarme profesionalmente porque el marido no te deja y de tener que encubrirlo con el entorno social porque se siente mucha vergüenza vivir así, que el esposo nos tenga en un puño.

En lo personal, jamás he podido odiar a nadie. Cuando formas una familia con alguien es porque algo admiras de esa persona, así que algo bueno tiene. Debe pasar algún tiempo, que uno madure o se canse para dejar de depender emocionalmente de esa persona.

Manuel

A mí me encanta Big Little Lies y al igual que Celeste estuve en una relación enfermiza por lo menos 5 años de mi vida. Aclarando: era una relación homosexual pero igual de violenta, que en más de una ocasión llegó a los golpes. Esa persona se excusaba en su bisexualidad y proceso de aceptación pero quien negaba lo malo de la situación era yo, e incluso lo justificaba de la misma forma que Celeste, porque la violencia siempre incrementaba el deseo.

El punto de quiebre fue un aparatoso “accidente” automovilístico con el que dije: suficiente. Para superarlo decidí cambiar mi residencia y vivir en el extranjero porque solo “tierra” de por medio era suficiente para no volver.

Después de casi 8 años ahora estoy en una relación totalmente diferente con un irlandés; ahora me cuesta trabajo aceptar el amor puro y sincero de la otra persona. Hago mi mejor esfuerzo para solo dejarme llevar.

Lisa

Yo creo que en general refleja algunas de las dinámicas que se pueden dar en familias con violencia, creo que tienen cierto “glamour” para verse más dramáticas en pantalla, es lógico, pero un episodio de violencia nunca es elegante y nadie se siente bien después.

En el caso de Celeste, yo creo que ella pensaba que estaba en igualdad de condiciones con Perry y que era un juego en el que los dos estaban de acuerdo, ella cree que puede enfrentarlo pero nunca gana. Yo creo que aparece la dinámica general pero hay muchas más sutilezas que no se ven.

Yo creo que es posible sentir amor/dependencia por el agresor, especialmente cuando tienen una personalidad narcisista, suelen ser tan manipuladores que te vuelven a conquistar.

Manuel Rodríguez

La serie refleja bien cómo es la violencia familiar —a mi parecer solo entre la pareja—, en la manera en que la madre guarda silencio de los sucesos y cómo el padre cambia su personalidad para quedar bien con los hijos.

Ya mis padres han llevado esa rutina de ser violentos entre ellos de forma verbal pero mi papá ha intentado cruzar a la forma física en algunas ocasiones. Mi mamá siente la culpa por alterarlo pero a su vez se dice que no es su culpa. Ella siempre intenta ponerle freno pero a su vez siente culpa por su comportamiento. Así la identifico con Celeste, tratando de ocultar los dolores de una forma no sana. Mis papás realmente se aman… Puedo saberlo porque aún cuando se pelean, siempre terminan contentándose. Es un ciclo tóxico muy horrible pero parece funcionarles por ahora.

Irais Centeno

Después de que me golpeaba o me humillaba muchas veces teníamos relaciones sexuales. Yo no me negaba, la escena en el baño (en la serie) me recordó un episodio muy similar en mi vida. No es que me violara, yo sentía la necesidad de satisfacer sus instintos y los míos para calmar las aguas. “Según yo…”

Nunca me animé a dejarlo porque sentía que lo amaba. Llegas a disculpar todas sus acciones, yo misma lo justificaba en mi cabeza, trataba de comprenderlo porque: “tuvo una infancia difícil”, “venía estresado”, incluso pensando que yo tenía la culpa por ser demasiado estúpida y ponerlo de malas con mis poco acertados comentarios. Me daba ternura y compasión, pero a veces tenía ganas de matarlo. No sabía cómo salir de esa situación.


Big Little Lies termina este domingo a las 22:00 horas (MX) por HBO. Disponible en la aplicación HBO Go.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *