por Jerónimo Arellano Zandi 

A finales de los 80 salió una película que cambió la historia de la ciencia ficción y del ánime y que continua impactando a nuevas generaciones de espectadores. Hablo de Akira (Japón, 1988) que aún tiene tanta fuerza que se acaba de anunciar que se estrenará una nueva versión en 2021, dirigida por Taika Waititi (Lo que hacemos en las sombras).

Akira se basará en el manga homónimo de Katsuhiro Otomo, quien dirigió e hizo la adaptación al ánime de 1988. El ánime —que logró abrir las puertas del género en el occidente y es considerada una obra maestra—, tuvo algunas diferencias con el manga ya que Otomo aún no lo terminaba. Sin embargo. la nueva versión seguirá la línea argumental del manga.

La trama transcurre en un Tokio futurista (ahora Neo Tokio): una misteriosa explosión destruyó la antigua ciudad 20 años atrás.

La trama es vasta y compleja pero principalmente se enfoca en los esfuerzos de Kaneda, líder de una pandilla de motociclistas juveniles; Kei, una joven revolucionaria, y el Coronel Shikishima, líder militar de Neo-Tokio, para impedir que Tetsuo, ex miembro de la pandilla de Kaneda, despierte a un misterioso individuo con  poderes “telequinéticos” que se conoce como “Akira”, quien fue el responsable de la explosión.

Tetsuo había sido amigo de la infancia de Kaneda, pero siempre sufrió de un severo complejo de inferioridad ya que no era el más fuerte, popular, y no conducía la moto bien; era víctima de burlas constantes aunque Kaneda siempre estaba allí para ayudarle.

Una tarde mientras la pandilla exploraba las ruinas del viejo Tokio, Tetsuo sufre un accidente causado por un extraño niño. El niño no es un ser humano normal, es miembro de “Los números”, humanos con elevados poderes psíquicos que son conejillos de indias del ejército bajo el Coronel Shikishima.

El accidente despierta habilidades psíquicas en Tetsuo quien es “levantado” por miembros del ejército quienes comienzan a experimentar en él y descubren que su potencial es de los más grandes que se hayan detectado. Sus poderes se desarrollan velozmente pero también exacerban su complejo de inferioridad y por lo tanto sufre una transformación patológica en su personalidad.

La ciudad, mientras tanto, está plagada de problemas. Numerosos grupos terroristas crean atentados contra el gobierno y éste, a su vez, desconfía del ejército y sus experimentos secretos en la base militar que se sitúa en el punto 0 de la explosión de hace 20 años.

A grosso modo es el resumen de la trama que se complica aún más conforme avanza.

El manga está recopilado en seis grandes volúmenes publicados por NORMA editorial y es el material en el que Waititi basará la nueva película. Una labor titánica por la complejidad de la trama y los numerosos temas que se tratan. Afortunadamente, cuenta con el apoyo del autor, Otomo, quien aprobó el guion y estará de asesor.

Aunque sea una obra del “ciberpunk”, Akira lidia con temas como el trauma psicológico, uso de drogas, corrupción política y religiosa lo cual le dan una profundidad que lo hace sobresalir.

La nueva Akira será estrenada en mayo del 2021. Les recomendamos ampliamente que busquen el manga o el ánime, y ojo, son obras profundas y nada “light” que valen mucho la pena.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *