por Fausto Ponce

Good Omens es sin duda una de las mejores series de Amazon Prime. Creada por Neil Gaiman e inspirada en la novela de su autoría que coescribió junto a Terry Pratchet, este programa presenta un ingeniosa y cómica discusión sobre el bien y el mal, y el papel que jugamos los seres humanos en esta lucha.

La historia se desarrolla en Inglaterra y gira en torno a la relación entre un ángel sibarita y modoso llamado Aziraphale (Michael Sheen) y un demonio de aire rockero que responde al nombre de Crowley (David Tenant), quienes intentan detener el apocalipsis; y es que aman tanto la vida en la Tierra que no están dispuestos a dejarla ir. Sin embargo, sus superiores estan decididos a que esto ocurra, ya que es parte de la guerra entre el cielo y el infierno.

Curiosamente, la amistad entre estos personajes tan dispares, así como sus reflexiones existenciales, pondrán en entre dicho la dicotomía del bien contra el mal. Por ejemplo, Crowley es la serpiente que incitó a Eva para que comiera del fruto prohibido, mientras que Aziraphale, preocupado por la suerte de Adan y Eva una vez que fueron echados del paraíso, decide regalar a Adan su espada de fuego, la cual posteriormente será usada para la guerra. Ante esto, Crowley se pregunta si fue él quien hizo una buena acción al abrirle los ojos a la primera pareja aunque esto les valiera el destierro, y su amigo el ángel hizo cometió un acto erróneo al darle un arma al ser humano.

El plan para el apocalipsis involucra al anti cristo, el cual será sembrado a una pareja de diplomáticos estadounidenses que están a punto de ser padres; así pues, el día del parto, una red de demonios y monjas dedicadas a satanás intercambiarán el anti cristo por el hijo de los susodichos, con la esperanza de que cuando el niño cumpla 11 años se desate el terror.

Sin embargo, el día del intercambio las cosas salen mal y el anti cristo es entregado a una familia tradicional inglesa que vive en un pequeño pueblo donde todos se conocen.Pero eso no es todo, pues resulta que el plan de Aziraphale y Crowley consiste en estar cerca del niño durante su crianza para convertirlo en un joven de bien, así que pasan 11 años “educando” al niño equivocado.

Para agregar un poco de complejidad al asunto tenemos a una bruja llamada Anathema Device (Adria Arjona) que intenta detener el apocalipsis y a dos cazadres de brujas: el sargento Shadwell (Michael McKean) y Newton Pulsifer (Jack Whitehall). Otros personajes que importantes resultan ser el arcangel Gabriel (John Hamm), el jefe de los ángeles, y Beelzebub (Anna Maxwell Martin), líder de los demonios.

La serie es una excelente comedia de enredos mezclada con fantasía, ironía y una profunda carga filosófica que fluye de manera ligera a lo largo de toda la serie que por cierto es narrada por Dios (Frances McDormand). Un imperdible de la oferta televisiva hoy en día.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *