Entrevista con la banda de metal Zazel, quienes acaban de lanzar nuevo disco titulado God Is the Devil Is God

por Paty Rodríguez

Vamos a aprovechar para ver una obra que empieza al rato, aquí mismo. Un amigo va a actuar y me dijo que estaría muy padre que lo viniéramos a ver”, comenta Daniel Lazo, vocalista de la banda, justo al comenzar la entrevista que tuvo lugar en el Centro Cultural Universitario de la UNAM en la Ciudad de México.

La teatralidad no es ajena a Zazel, cuyo nombre proviene del ambiente circense: “Zazel fue la primera mujer bala (…) fue el primer ser humano que fue lanzado a través de un cañón en el circo”, nos dice Daniel. Daniel Lazo y Mario Espinosa (guitarrista), aclaran que Zazel era el nombre artístico de la chica. “Su nombre real era Rosa Matilda Richter”, señala Mario.

Alta Fidelidad:
¿Y esto tiene que ver con el concepto que ustedes quieren manejar como artistas?

Daniel Lazo: Sí, creo que tiene que ver con una serie de elementos que definen a la banda, como lo son el aventurarse a hacer cosas, en primer lugar, y el riesgo que puedes correr al hacerlas. No sé si el resto esté de acuerdo, por lo menos yo me identifico con una estética medio circense. De hecho, el primer EP tenía algo así como un look de… ¿qué parte del circo era eso?

Mario Espinoza:
Era parecido a la carpa del circo y bueno, complementando lo que dice Daniel, era la idea como de un show, de un espectáculo. Aparte, se trataba también de tener un estado mental parecido al de esta chica Zazel sobre la primera vez que te avientas a hacer algo desconocido con todo lo que implica: para entretener, para ser divertido y todas esas cosas.

Zazel tiene aproximadamente cuatro años con la alineación actual: Daniel (voz), Mario (guitarra), Alex (bajo) y Héctor (baterista). Mario nos lo explica más a detalle: “En realidad la banda la empezamos Héctor (que no vino a la entrevista) y yo [dos años antes]. Nosotros dos ya nos conocíamos de otro proyecto, yo le mandé algunas canciones, le gustaron, y ya de ahí empezamos a platicar acerca de hacer la banda

“Después de muchos cambios de integrantes, llegó primero Alex y estuvimos más o menos como un año buscando vocalista. Luego entró Daniel hace como cuatro años, y desde entonces, la alineación ha estado ya firme”, concluye el guitarrista.

Mientras Mario habla, Daniel nos regala un folder que guarda una hoja de opalina con la biografía de la banda e información sobre su más reciente LP, God Is the Devil Is God, además de una copia en CD del álbum en cuestión. El arte del disco es genial: una caja de cartón y plástico, que equilibra perfectamente los colores negro, rojo y dorado.

Daniel señala que su más reciente sencillo, “Self-Inflicted”, se inclina más a la vertiente industrial del tipo Rammstein o Marilyn Manson. De acuerdo con el vocalista, esta tendencia se extiende a varias canciones del nuevo disco.

Al preguntar al grupo qué es lo que más les gusta del EP anterior, Zazel, y del nuevo disco, Mario respondió: “Estuvo padre, era lo que teníamos y, en ese sentido, siento que era como muy crudo el sonido. Estaba la composición y se interpretaba así, como va. Lo grabamos en condiciones ‘especiales’, porque la vida de los cuatro en ese momento era completamente diferente, y creo que eso se refleja incluso en los temas de las canciones.

“En ese entonces había canciones de amor, ahora ya no las hay; todos teníamos una pareja, ahora nada más él [se refiere a Alex, quien ríe nervioso]. Una serie de tragedias personales y situaciones de cada uno de nosotros impactó en la música y es por eso que el sonido del nuevo álbum es más oscuro, más denso, más pesado.

“En el EP, la influencia era más de Rage Against, Velvet Revolver… ahora hay mayor parecido con Marilyn Manson, Rammstein, bandas más pesadas. Hay riffs más pesados, por ejemplo. El anterior lo grabamos con un equipo un tanto básico, por así decirlo, y en este sí usamos, en un estudio, cosas como de primera línea, con más calidad”.

Alex aporta su punto de vista: “Del otro, [me gusta] el sonido, porque yo creo que cada quien traía su tendencia, habíamos estado en diferentes bandas, pero aquí ya funcionamos como conjunto. Lo interesante fue ver cómo íbamos a sonar ya juntos los cuatro. A mí en lo particular sí me gustó mucho, todas las cuatro rolas que grabamos, pero a diferencia de éste sí hay un cambio enorme, enorme: se percibe ira, enojo, rabia…”

Alta Fidelidad: ¿Podrían compartirnos alguna experiencia curiosa, divertida, que les haya pasado en algún concierto o grabación?

DL: ¡Muchas! No fue ni en un concierto ni en una grabación, realmente estábamos de vacaciones: nos fuimos a celebrar porque habíamos terminado de grabar, nos fuimos a Oaxtepec, en un hotel que curiosamente estaba todo repleto de Testigos de Jehová, porque era su convención anual o no sé qué onda.

Entonces nosotros, con ganas de fiesta loca,  y los Testigos de Jehová todos trajeados hasta acá (se señala la base del cuello), ya sabes. Entonces… estábamos muy cagados de la risa y tratando de joder lo más posible. De hecho, Alejandro hizo un baile muy sensual delante de todos los Testigos de Jehová. Ese ha sido el momento culminante en la historia de Zazel hasta ahora (risas)… las caras de los pobres Testigos de Jehová como diciendo “Cristo, ¿qué te he hecho?, ¿por qué nos haces esto?”.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *