por Paty Rodríguez

Lux Prima es el resultado de la colaboración entre la talentosa Karen O y el reconocido músico y productor Danger Mouse: un álbum de 40 minutos de duración que hace viajar a quien lo escucha a través de un ambiente espacial y onírico, con momentos llenos de energía y ritmo encendido.

Fue en noviembre de 2018 cuando recibimos por primera vez la noticia de la llegada de un álbum que vería colaborar a Karen O y a Danger Mouse. Dos meses después,  se revelaron la fecha de lanzamiento del álbum, el tracklist y su primer sencillo. Se trataba de “Woman”, una pieza llena de energía y con golpes constantes al platillo de la batería, donde Karen O desplegaba los dotes vocales que la hicieron brillar con los Yeah Yeah Yeahs en canciones como “Heads Will Roll”.

El siguiente adelanto de Lux Prima vendría el 11 de marzo con el lanzamiento de su segundo sencillo, “Turn The Light”, una de las canciones más notables y elogiadas dentro del álbum. Esta canción revelaba beats bien marcados con percusiones electrónicas que invitan a ponerse de buen humor y moverse, acordes de guitarra y sintetizador puestos en el tiempo indicado y, una melodía embellecida con una versión más suave de la versátil voz de Karen O.

Los sencillos de Lux Prima descritos en las líneas anteriores dieron cuenta únicamente de aquellos momentos rítmicos y energéticos que constituyen al álbum: nos faltaba el carácter meditativo, la exuberancia de los arreglos instrumentales, el viaje onírico generado por la conjunción de la voz y la música. Y es el inicio del álbum con su canción homónima de 9 minutos, “Lux Prima”, el que nos introduce en todo lo que los sencillos omitieron: una introducción de armonías y efectos alucinantes en el sintetizador sucedidas de un “segundo movimiento” muy distinto en donde Karen O canta, concluyendo con música similar a la del inicio de la canción.

El resto del álbum se desarrolla en la misma línea.  “Ministry”, la segunda canción, evoca un sitio dentro de una ensoñación distinta a la de “Lux Prima”, pero igualmente poderosa. Canciones como “Redeemer”, “Drown” y “Leopard’s Tongue” combinan los ritmos contundentes y energéticos presentes en “Woman” y “Turn The Light” con los efectos acústicos cautivadores y los sintetizadores oníricos de “Lux Prima”.

“Reveries”, por su parte, es una conmovedora balada lo-fi que fácilmente provocará entre los escuchas más sensibles un efecto de profunda melancolía. Finalmente, llega “Nox Prima”, la canción que concluye el álbum. Ésta la podemos dividir en dos partes diferentes de manera similar a la primera; la primera tiene la forma y estructura de una canción dream pop, la segunda es casi idéntica a la introducción  instrumental con la que fue abierto el álbum desde un principio.

Siguiendo las declaraciones de los músicos, creo que motivo del viaje estuvo presente en la concepción del álbum. De acuerdo con Danger Mouse, el propósito que Karen O y él persiguieron con la canción “Lux Prima” fue el el de encontrar, más que un sonido, un lugar. Al respecto, Karen O dijo que “cuando creas algo desde un lugar borroso, puedes llegar a lugares lejanos, más de lo que piensas”. A mi parecer, los músicos lograron esa llegada con todas las canciones de Lux Prima en dos dimensiones: como piezas individuales y como partes de un concepto mayor.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *