Jared Paladecki, Jason Ackles y Misha Collins anunciaron que la temporada número 15 de Supernatural será la última.

por Fausto Ponce

Hace 14 años conocimos a los hermanos Winchester, dos cazadores que luchan contra seres sobre naturales con el propósito de defender a la humanidad. Y aunque en un análisis narrativo en forma la serie está lejos de pasar la prueba del fuego, invariablemente terminamos enganchándonos con Sam y Dean Winchester, y por supuesto, con el ángel Castiel. 

El carisma de los personajes —aunado a la habilidad de los guionistas para los cliffhangers—, su fuerte deseo por un mundo mejor, su soberbia y sus fallas de caracter que terminamos amando a los Winchester.

Durante 14 años, de la mano de Dean y Sam hemos conocido a Dios, al ángel Castiel y toda una corte de ángeles y arcángeles, dioses, semi dioses, demonios, entidades cósmicas y cualquier cantidad de seres de otras dimensiones, dignas de grandes libros de literatura oculta.

Y durante todo es tiempo, Dean y Sam dejaron muy en claro que la humanidad no podía depender de ninguna deidad o poder superior ya que a éstos les importamos poco. Salvo al ángel Castiel quien ha renegado de los suyos con tal de ayudar a dos humanos soberbios pero de buen corazón, capaces de voltear al mundo patas para arriba con tal de cuidarse el uno al otro, pero eso sí, prestos a sacrificarse por la humanidad siempre que está en peligro.

Prácticamente, a Dios no le importamos, ni menos a la mayoría de los ángeles; quizá sólo a los demonios porque viven de nosotros como parásitos, y ni hablar de otros monstruos que se alimentan de nosotros. También parecemos importarle a Lucifer, aunque nos desprecia pero no está dispuesto a perdernos, al contrario, le gustaria que todos le rindiéramos pleitesía como se hace con su padre.

Y lo único que puede salvarnos es el arrojo de los Winchester, quienes se lanzan a salvar al mundo con todo y que su soberbia, paradójicamente, contribuya a una posible destrucción.

Dentro de sus inconsistencias y tramas deficientes, Supernatural es capaz de mostrar el crisol de emociones y sentimientos contradictorios del ser humano, aunque al final, siempre termina anteponiéndose el amor y el sacrificio. Y eso ha hecho que la serie se haya mantenido por 15 temporadas.

La quinceava y última temporada constará de 20 capítulos.

Hasta la vista Sam, Dean y Castiel… y ahora ¿quién podrá defendernos?

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *