por Miguel Mora

La maestra de Kinder (The Kindergarten Teacher, EUA,2018) es una cinta basada en una película homónima israelí (2014) del cineasta Nadav Lapid pero esta nueva versión, adaptada y dirigida por Sara Colangelo, nos presenta un elenco distinto incrustado en una pequeña localidad de EUA. Escrita y dirigida por Sara Colangelo, la historia se inscribe dentro de lo que se podría considerar como un drama pedagógico.

La acción está planteada en una pequeña escuela para menores de 5 años en Staten Island, un lugar ubicado a las afueras de Nueva York. Ahí, la maestra Lisa Spinelli (Maggie Gyllenhaal), hace un trabajo rutinario que encaja con el resto de su existencia.

Lisa es una mujer de más de 40 años que mantiene una relación desgastada con su marido y sostiene un vínculo distante con sus hijos adolecentes que no le prestan atención. Su único escape es un curso vespertino de poesía impartido por Simón (Gael García Bernal), un escritor fracasado de bajo perfil. Sin embargo, ahí tampoco logra el reconocimiento suficiente para sentirse cómoda con sus anhelos artísticos. Aún después de intentar adivinar en varias ocasiones la ruta que su profesor le marca, la apreciación hacia lo que escribe no es satisfactoria.

Todo cambia cuando un día descubre el potencial Jimmy Roy (Parker Sevak), un niño de 5 años de ascendencia hindú, con una capacidad extraordinaria para componer poemas. A partir de ese momento, Lisa decide apoyarlo, se da cuenta que a la familia del menor no parece importarle ese don natural, por lo tanto la ayuda que pretende darle se convierte en sobreprotección y en una obsesión enfermiza.

Entre otras cosas, desplaza a Becca (Rosa Salazar) la niñera del pequeño para hacerse cargo personalmente del cuidado del niño con el consentimiento del padre, Nikhil (Ajay Naidu), un hombre absorbido por su trabajo que difícilmente puede detenerse a observar a su hijo y sus dones innatos. Con esto Lisa tiene el tiempo suficiente para acercarse al infante y poder transcribir todos los poemas  que brotan de su boca como si fuera una fuente de talento y sabiduría.

De alguna manera, la maestra se ve reflejada en él y considera que ese talento natural no debe de ser  desaprovechado por falta de atención y cuidado. Sin embargo, Lisa va más allá de lo permitido. En un arrebato de imprudencia decide secuestrar a Jimmy para que recite sus poemas en una sesión nocturna en el Bowery Poetry Club de Manhattan. Esto hace que el padre del niño retire al menor de la escuela y le prohíba a la maestra acercarse a su hijo.  Por su parte,  Simon, queda profundamente disgustado con ella al descubrir que ha venido utilizando al niño y que ha plagiado sus poemas para presentarlos en la clase vespertina.

No obstante, la protagonista cree tener razón, siente que tiene que defender su romance artístico y enfrentarse a la sociedad que no aprecia la poesía como algo prioritario. Más tarde, repite la imprudencia de llevarse al pequeño para poder seguir su labor de anotar los poemas que recita y así tener registro de su talento, pero las consecuencias no se hacen esperar y tendrá que pagar por su arrojo.

Aunque la película siempre se maneja por la línea de dar todo por el arte, queda trunca la historia por la sencilla razón de no crear un espacio de reflexión hacia lo que realmente quiere ese niño prodigio, que es jugar  con sus compañeros y divertirse.

La maestra de Kinder es una cinta plana, sin embargo, al final sube la tensión entrando en el terreno del thriller. Con esto, la realizadora Sara Colangelo, la logra levantar en el momento oportuno, dándole al espectador un momento de suspenso dramático que lo invita a tomar partido.

Por su parte, la fotografía a cargo de Pepe Ávila del Pino está bien llevada; es un registro que cumple con la historia sin tener sobresaltos inútiles que nos desvíen de la trama, por eso se complementa con la puesta en escena logrando su objetivo.

La maestra de Kinder obtuvo el premio a la Mejor Dirección dramática en el Festival de cine de Sundance en 2018, posteriormente Netfix adquirió los derechos para distribución en los Estados Unidos y Canadá. También se proyectó en el Festival Internacional de cine de Toronto.

Actualmente en Cineteca Nacional y  en cartelera.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *