por Paty Rodríguez

Arctic Monkeys lanzó “Anyways”, un tema inédito que se desprende de resultado de las grabaciones para la realización de su más reciente álbum, el aclamado Tranquility Base Hotel And Casino, pero que no fue incluido en este material.

“Anyways” es una balada etérea con sonido maduro, clásico y futurista al mismo tiempo, algo característico del genial Tranquility Base…, una canción que definitivamente está a la altura de la calidad de este disco.

Por otra parte, hace una semana la incertidumbre y la expectativa de buena parte de los fans mexicanos de la banda, se convirtieron en emoción y alegría, pues en esos días se confirmaron las fechas para las presentaciones de la banda en el festival Tecate Pa’l Norte de Monterrey y en el Foro Sol de la Ciudad de México. La preventa inició el 26 de novuembre y aunque aún pueden conseguirse algunos boletos, los mejores lugares se vendieron rápidamente.

En medio de todo este éxito, no es descabellado que quienes nos acercamos recientemente a la banda nos planteemos algunas preguntas acerca de ellos: ¿quiénes son exactamente? ¿cómo y cuándo comenzó su brillante carrera?

Arctic Monkeys es uno de los referentes obligatorios dentro del rock alternativo y, en general, de la música de los últimos años. La banda británica, formada en 2002, es liderada por el muy querido Alex Turner, quien es el vocalista y guitarrista principal, completan la alineación el guitarrista Jamie Cook, el baterista Matt Helders y el bajista Nick O’Malley.

La banda inició como un grupo de jóvenes que estudiaban en la misma preparatoria buscando crear música en sus tiempos libres. Turner había recibido en 2001 una guitarra como regalo de navidad por parte de sus padres, y en el verano siguiente, formó la banda junto con sus amigos y actuales miembros Jamie Cook y Matt Helders, además Andy Nicholson, el primer bajista que tuvo Arctic Monkeys.

En ese tiempo, el vocalista de la banda no era Alex Turner, sino otro compañero de clases de nombre Glyn Jones, quien pronto abandonó proyecto, ya que, en sus palabras “para mí éramos sólo una pandilla de niños causando problemas debido al aburrimiento.”

Tras la partida de Glyn, Turner tomó el micrófono y poco a poco la banda se perfilaba como un proyecto mucho más en serio. Los estudios Yellow Arch de Neepsend fueron el lugar que vio los primeros ensayos y grabaciones de Arctic Monkeys (nombre que fue idea de Cook), y su primer concierto en vivo fue en 2003, donde se presentaron como teloneros del grupo sueco The Sounds en un club local llamado The Grapes.

La popularidad de Arctic Monkeys comenzó a hacerse presente principalmente en el norte de Inglaterra, pero crecía exponencialmente gracias a la difusión de su música por Internet, hecha por sus propios admiradores.

Durante las presentaciones que el grupo hacía, en foros cada vez más grandes y concurridos, la banda regalaba a los asistentes CDs de sus demos, los cuales eran convertidos a formato digital y subidos a Internet por ellos mismos. De esta manera, la música de la banda comenzó a ser conocida por una cantidad de fans cada vez mayor, quienes sabían las letras de las canciones y hacían de los conciertos una experiencia mejor para todos.

El resto es historia: Arctic Monkeys comenzó a atraer la atención de los medios y a ser aclamado por la crítica, pero sobre todo, por una cantidad cada vez mayor de admiradores. Su música siempre ha hecho patente la influencia de The Strokes o Morrisey, gracias a los geniales riffs de guitarra eléctrica y potentes patrones de batería. Sus presentaciones fueron aclamadas desde sus primeras participaciones en festivales dedicados a bandas poco conocidas, y ahora, encabezan el line-up de eventos tan importantes como Lollapalooza.


  • Les dejamos el sencillo “Anyways”

  • Y tres de las canciones más destacadas a lo largo de su trayectoria
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *