por Fausto Ponce

La primero que debemos saber de Homecoming es que nada es lo que parece. Pero vamos, lo podemos “oler” desde el principio. Y es que cuando Heidi Bergman (Julia Roberts) le dice al soldado Walter Cruz (Stephan James), con una sonrisa de oreja a oreja, que el programa Homecoming permitirá a los combatienes que vienen directo de la guerra, reintegrarse a la sociedad… simplemente es demasiado bueno para ser verdad.Luego de eso, la historia se adelanta cinco años en el tiempo. La imagen en nuestra pantalla cambia, de pronto vemos la acción como si hubiera sido grabada con un celular en posición vertical.

Y entonces nos topamos con que Heidi es mesera de un restaurante de medio pelo en el pueblo donde vive con su madre (Sissy Spacek). Y lo más sorprendente es que cuando un trabajador del departamento de defensa (Shea Whigham) llega a preguntarle sobre su trabajo en Homecoming, ella argumenta no recordar mucho.

¿De verdad Heidi no recuerda nada? Y es que ella parecía muy contenta y comprometida cuando recibió a Walter Cruz (Stephan James)… aunque también podría estar mintiendo.

Sin embargo, poco después descubrimos que efectivamente no recuerda casi nada sobre aquellos años… ¿Qué es lo que pasó en Homecoming? ¿Qué le hicieron a Heidi? ¿Qué le hicieron a los soldados?

Heidi tampoco recuerda a su odioso jefe directo, Colin Belfast (Bobby Cannavale), quien fue que la contrató y quien la hizo sufrir durante todo el proceso con sus demandas. Heidi nunca tuvo una personalidad fuerte, pero sí se nos presenta con un carácter afable y empático… años después, resulta casi patética.

Homecoming, disponible en Amazon Prime Video,irá develando poco a poco el misterio detrás de este programa que juega con la esperanza de los soldados, y de todos los que trabajan en él, auspiciado por la maquinaria empresarial a la cual no le importa pasar por encima de quien sea con tal de seguir haciendo dinero. El planteamiento resulta aplastar al individuo y resulta un perturbador.

Por otro lado, la serie constituye un interesante ejercicio de reflexión sobre los mecanismos de nuestra memoria y las heridas provocadas por eventos traumáticos, en un planteamiento cercano a la ciencia ficción.

La tensión y el suspenso de la historia se redondea con las grandes actuaciones de Roberts, Cannavale, Whigham y el mismo James.

Homecoming es un thriller sobresaliente basado en un podcast homónimo creado por Eli Horowitz and Micah Bloomberg, quienes también son los creadores de la versión televisiva. En esta versión participaron Catherine Keener, Oscar Isaac y David Schwimmer.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *