Un western impregnado de racismo, nos muestra un territorio imbuido en la violencia ejercida por los colonos australianos a principios del siglo XX contra los aborígenes de la región.

por Miguel Mora Vargas

Warwick Thornton  toma como contexto el continente australiano para desarrollar un drama histórico en la película En territorio amigable (Sweet Country, Australia, 2017) basada en una historia real sobre un aborigen juzgado por el asesinato de un hombre blanco en la década de 1920.

Esta película, escrita por Steven McGregor, David Tranter y dirigida por Warwick Thornton, nos  muestra con crudeza la abusiva relación de supremacía racial que establecieron los colonos blancos sobre los pobladores nativos en el territorio dominado por la colonia inglesa.

Con un preámbulo perturbador en donde se ve en primer plano un líquido negro burbujeante adentro de un caldero, comienza la película, de fondo se escuchan insultos, golpes y maltratos; es un anuncio de lo que va a pasar a continuación, el caldero representa la situación explosiva que se vive en la región.

La historia se establece en 1929, al interior del territorio norte de Australia. Todo comienza cuando el predicador Fred Smith (Sam Neill) accede a que Sam (Hamilton Morris) y a su familia aborigen ayuden a Harry March, un veterano alcohólico dañado por la guerra, a reparar las cercas del ganado.  La relación entre Sam y Harry se deteriora rápidamente por una serie de abusos que comete éste último sobre Sam y su familia. El deterioro en la relación los lleva a un enfrentamiento en el que Sam mata a Harry en defensa propia.

Una vez cumplida la premisa para dar inicio a la persecución típica del western, la cinta toma el rumbo esperado: Sam se convierte en prófugo de la justicia por haber matado a un hombre blanco y huye al interior del territorio con su esposa. De inmediato, comienza la búsqueda encabezada por el Sargento Fletcher (Bryan Brown).

Pasan los días y las condiciones son cada vez más adversas para subsistir en medio del calor, los animales venenosos, y los nativos hostiles, además de una extensa llanura que comprende un gran desierto de sal. Sin embargo, Fletcher persiste a pesar de haber sido abandonado por los que lo acompañaban y sostiene una lucha sin sentido contra la naturaleza.

Tiempo después, casi como reto a la “supremacía blanca” Sam se entrega por su propia voluntad a la autoridad: el viejo aborigen está dispuesto a enfrentar lo peor con tal de no exponer a su familia.

El juicio se realiza en un sitio improvisado a las afueras de la cantina del pueblo. Todo apunta hacia el final de Sam en la horca, incluso hay varias secuencias en las que se incrementa la tensión dramática con los sonidos de los martillazos construyendo el cadalso, pero el rumbo de la justicia comienza a cambiar a medida que salen a la luz los verdaderos detalles del asesinato, entonces la comunidad se pregunta si está haciendo justicia.

En territorio amigable es una película lineal donde el paisaje es un personaje estelar. No es casual que el director Warwick Thornton compartiera la responsabilidad de la fotografía con Dylan River. Además de obtener imágenes extraordinarias de los paisajes, Thornton, juega con el tiempo por medio de flash backs y flash forwards muy breves que actúan como señalamientos de la tragedia que se avecina,  aunque siempre mantiene la estructura de la historia en una sola dirección.

Esta cinta puede ser catalogada como un western racial en donde se exponen las formas más irracionales del odio y la desigualdad ejercidas por los blancos en territorio conquistado, un película que llama a la reflexión.

Se proyectó en la sección principal de la competencia del 74º Festival Internacional de Cine de Venecia, donde ganó el Premio Especial del Jurado. También ganó el premio al Mejor largometraje en los Premios Asia Pacific Screen Awards 2017.

No te la pierdas, estará próximamente en la 65 muestra internacional de cine en Cineteca Nacional y varios cines.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *