Este artículo contiene varios spoilers

por Fausto Ponce

El episodio final de Apocalipsis, la octava temporada de American Horror Story, fue bastante satisfactorio gracias a su humor negro, muertes sangrientas, reencuentros y despedidas más o menos afortunadas y una buena dosis de suspenso. Al final todos tuvieron su merecido.

En este capítulo vemos como Myrtle Snow (Frances Conroy) aperece en la empresa de Sillycon Valley donde el apocalipsis se organizó, burla a la señora Venable (Sarah Paulson) y descubre los planes de Michael a través de los nerds que dirigen la compañía, Mutt (Billy Eichner) y Jeff (Evan Peters). Myrtle descubre, gracias a su magia, la logística de los refugios para sobrevivientes y consigue un lugar para la familia de Coco (Leslie Grossman).

Cuando regresa a contarle todo a Cordelia (Sarah Paulson), Madison (Emma Roberts), Coco y Mallory (Billie Lourd), se decide que sólo Coco y Mallory podrán ir al refugio y posteriormente detener a Michael (Cody Fern). Para esto, Cordelia les arroja un hechizo para cubrir su identidad: las dos brujas se olvidarán de quiénes son, por lo pronto, Mallory será asistente de Coco, de ahí se explica que los abusos de Coco a Mallory durante el inicio de la tempoada. Cuando llegue el momento adecuado, ambas recordarán quienes son.

Acto seguido, Madison lleva a las chicas con sus nuevas identidades al salón de belleza donde comenzó esta historia. Ellas por su puesto no las reconocen.

Poco después de dejarlas, Madison descubre que Dinah (Adina Porter), la reina del voodú tiene un programa de televisión, lo que significa que hizo un pacto con el diablo y de pasó traicionó a las brujas. Madison y Myrtle desean quemarla pero Cordelia tiene una mejor idea, la cual se revelará casi al final.

Luego de esta escena nos vamos al momento en que Michael y Mallory se encuentran en el refugio tres, en donde ambos exponen sus poderes. Esta situación despierta a Cordelia, Myrtle y Madison, quienes al parecer estuvieron enterradas durante varios meses para sobrevivir la explosión nuclear. Acto seguido, las brujas van al refugio tres para reencontrarse con sus compañeras.

Una vez que las tres brujas llegan al refugio tres, localizado en la antigua escuela para hechiceros, revivien a Mallory, Coco y Dinah, y se preparan para enfrentar a Michael y a la versión robótica de Meade (Kathy Bates). En un principio, Dinah se niega a ayudarlas, pues ella dice ser neutral, sin embargo, hay por ahí un giro: Cordelia hace un pacto con Papa Legba (Lance Reddick), quien libera a Marie Laveau (Angela Bassett) a cambio del alma de Dinah.

Pero la estrategia de las brujas no es el combate directo, las brujas lo distraerán mientras Mallory viaja al pasado, al momento preciso para acabar con Michael y evitar el apocalipsis. Por su puesto, varias brujas morirán para que Mallory pueda enderezar las cosas. Y así lo hace, y para eso regresa a un momento particular en la vida de Michael; el momento en que su abuela (Jessica Lange) lo corre de la casa porque mató a un sacerdote.

Mallory arreglará todo y devolverá el balance al mundo. Así pues, todo lo que ocurrido en esta temporada no pasó… Mallory creó una nueva línea de tiempo.

Al final del episodio nos encontramos con un epílogo que nos recuerda que el mal nunca muere: Descubrimos que el apocalipsis sólo se postergó ya que existe un nuevo anti cristo, engendrado sin quererlo por dos protagonistas del inicio de temporada: Timothy (Kyle Allen) y Emily (Ash Santos), cuyo ADN era importante preservar. Al parecer, el diablo tenía una especie de plan b. En fin… habrá un nuevo anti cristo y así la posibilidad de una batalla.

En un balance general, la temporada 8 de American Horror Story: Apocalipsis, fue bastante buena: amena, entretenida, aunque fue poco terrorífica hubo muerte, sangre y suspenso suficientes; los tintes cómicos de la temporada hicieron posible que uno como espectador pudiera perdonar algunas inconsistencias y exageraciones en la trama; de hecho en muchas ocasiones es más comedia que terror.

Más allá de una resolución satisfactoria, parte del encanto de esta temporada reside en la conexion con las temporadas anteriores (Murder House, Coven y Hotel), así que en ese sentido, podemos decir que Apocalipsis es un bonito y divertido auto homenaje.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *