por Paty Rodríguez

El pasado miércoles fueron presentados los fascinantes hallazgos de un grupo de científicos canadienses acerca de la relación entre la música y los pacientes con Alzheimer u otros tipos de demencia, en una conferencia de la Sociedad para la Neurociencia en San Diego, California.

Desde hace mucho tiempo ya se tenía conocimiento de que los pacientes con Alzheimer conservaban recuerdos relacionados con la música que alguna vez habían escuchado, incluso cuando los nombres, rostros y lugares ya habían desaparecido de su memoria debido al deterioro provocado por la enfermedad.

Los científicos a cargo de este nuevo estudio creen haber descubierto la razón de esta memoria musical gracias a la tecnología del escáner cerebral MRI. En el estudio, llevado a cabo en Toronto, se hizo uso de esta herramienta para analizar la actividad cerebral de 20 personas con Alzheimer en etapa temprana o ligeros problemas cognitivos mientras escuchaban distintas selecciones musicales.

Cuando a los pacientes se les hizo escuchar música que les era familiar, proveniente de listas de canciones elegidas por ellos mismos por lo menos 20 años antes, el escáner MRI detectó la activación de varias áreas del cerebro, algunas de ellas relacionadas con el lenguaje, el movimiento y la memoria.

“No es tanto la música, sino el aspecto familiar de ésta lo que activa partes del cerebro que normalmente no son dañadas por el Alzheimer”, señaló la doctora y directora de la clínica de desórdenes de la memoria en el St. Michael’s Hospital, Corinne Fisher, como respuesta a la interrogante de por qué las memorias musicales permanecen.

Como parte del estudio, se les pidió a los participantes que escucharan su playlist una hora al día durante tres semanas, mientras trataban de evocar acontecimientos relacionados con la música que sonaba. Terminado este periodo, se les hizo una evaluación cognoscitiva y se les volvió a someter al escáner.

“Lo que encontramos fue un mejoramiento en la conectividad funcional del cerebro —es decir, intercambio de información entre distintas regiones cerebrales—, cambios en su activación y mejoramiento en las pruebas de memoria, lo cual nos mostró que al exponer al cerebro repetidamente a esta música familiar, las personas realmente mejoran cognitivamente y que hay evidencia de que en efecto hay cambios en su cerebro” continúa Fischer.

La doctora aclara que estos resultados preliminares tendrán que ser replicados en un estudio mucho más amplio, además de que tendrían que hacerse otros estudios para determinar si los beneficios de escuchar música familiar como un acto rutinario son permanentes o transitorios.

“No podemos decir que estarás saludable, Pero podemos decir que, de acuerdo con los resultados que hemos obtenido, si realizas este tipo de ejercicios con tu familia, tus amigos, tu cónyuge, con quien esté a cargo de tu cuidado o vas a conciertos, simplemente exponiendo tu cerebro a la música, habrá algún beneficio cognitivo”. dijo Michael Thaut, profesor de música y neurociencia en la Universidad de Toronto y el principal investigador a cargo del estudio.

Los científicos confían en que sus descubrimientos puedan sentar precedentes para alguna nueva terapia musical con el objetivo de retrasar los efectos del Alzheimer o de otros tipos de demencia.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *