por Roberto Fco Ponce

El pintor británico David Hockney (81 años) rompió el récord mundial por vender el cuadro más caro para un artista vivo: su famosa obra A Portrait of an Artist (Pool with two figures) de 1972 fue vendida en 90.3 millones de dólares fue vendida en una subasta organizada por la casa Christie´s en la ciudad de Nueva York.

Esta icónica pintura es una de las más representativas de la era contemporánea y es tan grande su legado que el propio BoJack Horseman de la popular serie animada de Netflix tiene una réplica colgada en la oficina de su casa.

Hockney, el más influyente

La noticia no hace más que poner en alto el nombre de David Hockney, quien además de ser considerado uno de los artistas británicos más influyentes del siglo XX, es pionero en el uso de nuevas tecnologías y arte digital.

En los últimos años ha creado todo tipo de obras con dispositivos móviles y tabletas, específicamente utilizando iPhones y iPads

De acuerdo con David Hockney, estas herramientas le dieron la posibilidad de encontrar nuevas formas creativas para explorar el mundo, y en este sentido sus trabajos digitales van desde retratos, paisajes o videos de grandes dimensiones que exhibe en museos.

En su pagina oficial de internet, donde están prácticamente todas sus obras, hay una sección especial con todas sus creaciones digitales que realmente vale la pena explorar.

Con la venta del cuadro A Portrait of an Artist (Pool with two figures), David Hockney superó a Jeff Koons con su obra Balloon Dog que se vendió en 51 millones de dólares.

1 reply
  1. Alexis Alvarez Lara
    Alexis Alvarez Lara says:

    Tambien me recuerda a una escena de la pelicula La mala educacion de Almodovar y es sabido que almodovar toms como referencia pinturas para componer sus escenas.

    Responder

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *