“El verano largo de la teoría”: reseña

por Miguel Mora

Una nueva propuesta del actual cine experimental alemán que transcurre en los últimos días que pasarán tres inquilinas en un departamento porque pronto serán desalojadas para construir un desarrollo urbano llamado “Europacity “.

El verano largo de la teoría (Der lange Sommer der Theorie, Alemania, 2017) es la última película de la cineasta alemana Irene von Alberti. En esta ocasión lleva a la pantalla una especie de ensayo basado en entrevistas y aspectos de la vida real de tres mujeres que abordan temas como el feminismo, el arte y la comunidad.

La acción se sitúa en Berlín de 2016, en un edificio antiguo rodeado de nuevas construcciones. El paisaje es desolador: un espacio considerado tierra de nadie, ubicado detrás de una nueva estación ferroviaria.

Las protagonistas, Nola (Julia Zange) cinesasta, Katja (Katja Weilandt) cantante de punk y Martina (Martina Schöne Radunski) actriz, comparten su vivienda y conforman una pequeña comunidad de artistas. Pronto son informadas del desahucio y ante la inminente demolición ordenada por los voraces  consorcios de la construcción, las tres emprenden acciones para oponerse a las reglas de consumo.  Nola decide hacer una película dentro de la película con el fin de analizar lo que se avecina, en ella entrevista a  sociólogos, historiadores y artistas.

La cinta propone un ensayo teatral discursivo enmarcado en lo que han dado por nombrar metacine, es decir, pensar en el cine haciendo cine. Pero Alberti va más allá porque propone una forma inusual  de narrar dejando a sus personajes libres, en donde vemos a Martina ensayar una obra que representa a Eva Braun y se pregunta si debería de identificarse. Las tres hablan de la libertad, el derecho a la pereza, el fin del culto a la eficiencia, además de hacer una crítica a la gentrificación.

Gracias a las entrevistas de Nola y a las actividades de sus compañeras de vivienda, la película acompaña a las  tres principales en un recorrido por las construcciones en obra de Berlín, en donde nos muestra una ciudad que parece haber sido vendida.

La cineasta alemana confiesa que la idea de la historia la encontró cuando descubrió el libro de Philipp Felsch, The Long Summer of Theory, mismo título que utiliza para describir un momento en la vida de sus personajes.

Si bien es cierto que el grueso de la historia recae en las entrevistas a personajes famosos como el mismo Philipp Felsch, Rahel Jaeggi, Lilly Cuaresma y Andrea Trumann, entre otros, también deja espacio para escenas cortas que son tomadas de la vida real. En una de ellas,  Martina diseña unas prendas para el acné  y las convierte en fotos, para presentarlas  como un proyecto de arte ante un crítico despiadado que no entiende su propuesta. Por su parte, la cantante Katja hace del discurso frases importantes en un concierto, en donde reitera su aberración al consumo.

En resumen, puede ser una historia divertida del feminismo no radical, con partes hilarantes en donde los hombres que son simplemente bellos a la vista son convertidos en lámparas para adornar, haciendo una metáfora del pensamiento en el cual están inmersas; es como integrarlos a la escenografía.

La cinta en sí puede ser divertida, pero ojo, no hay que perder de vista la invitación a la reflexión sobre el futuro, en donde se expone la imagen del capitalismo voraz que todo lo resume al consumo. Para la directora alemana queda claro que la propuesta del cambio cinematográfico recae en hacer obras con un final abierto, por eso la película termina en una gran fiesta, para que el público participe en lo que puede suceder, y con este final nos despide invitándonos a participar.

El verano largo de la teoría se estrenó en el Festival de Cine de Múnich y es una película muy recomendable para los cinéfilos que buscan nuevas propuestas. La recomendación es buscarla en circuitos alternativos como el Goethe Institut o La Cineteca Nacional.

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *