Black Atlas: Pain & Pleasure

por Leonardo Ponce

Alexander Fleming mejor conocido como Black Atlass, estrena su primer disco en el sello discográfico dirigido por The Weeknd, XO Records. El álbum Pain & Pleasure es un compendio de buenas melodías puestas al servicio de una producción inspirada por el hip-hop con guiños al trap y al R&B.

Puede ser que el nombre de Black Atlass no suene muy familiar, pero Alexander Fleming ha estado activo desde hace tiempo. Su canción “Paris” (2012) apareció en un comercial de Louis Vuitton cuando el compositor-productor aún se encontraba en la prepa, lo cual lo puso en el mapa como un prometedor artista emergente.

Ahora, bajo el techo de la disquera de una de las figuras más populares de la industria del entretenimiento, Fleming parece tener una oportunidad de hacerse escuchar realmente, aunque a juzgar por este disco el futuro en el spotlight se ve un poco distante.

El cantante, que es un verdadero romántico, dedica la totalidad del disco a mujeres con las que ha estado involucrado. ¿Son canciones de amor? Probablemente, porque no hay mucha información en las letras, más bien parecen frases aleatorias dirigidas a alguna persona pero nos falta contexto y profundidad. Encontramos momentos brillantes en la canción “Feel” o la poderosa balada “Shadow” pero sinceramente el cantante podría estar dirigiéndose a cualquier persona, es decir, sus letras (al menos en esta ocasión) pecan de ambiguas.

¿Qué hay de la música? La producción es decente pero sucede lo mismo que con la narrativa, nos falta profundidad y dirección. Las canciones se desarrollan en un universo sonoro plagado de influencias que vienen de muchos lados pero carecen de contundencia, razón por la cual el disco no cuenta con una canción realmente destacable. Lo más cercano a un hit es el segundo sencillo “Pain & Pleasure”, coproducida por el productor de hip-hop London On Da Track, en la cual el artista canta sobre cómo conoció a una mujer en un club de striptease (entre otras referencias a la cultura hip-hop), que francamente no estoy seguro de que le sienten bien.

No es casualidad que XO Records lo haya firmado, ya que desde la primer canción que publicó como Black Atlass uno podía oler talento a leguas; una voz prodigiosa que evoca grandes emociones, buena técnica de piano y todo esto coronado con un look de modelo. Pero tal vez mucho de lo que lo hacia especial en un inicio se ha sacrificado. No está de más escuchar sus primeros trabajos, como Paris, Blonde o la versión de piano de su canción “Pain & Pleasure” para encontrar al Black Atlass más sincero y real. Y hay que ser sinceros, el artista suena cada vez más parecido a The Weeknd y francamente ese puesto ya está ocupado por el mismo The Weeknd.

Duele decirlo pero Pain & Pleasure es un disco que es bueno a secas. Un disco que propone muy poco y que deja mucho que desear. Y es difícil no quedarse pensando que podría ser mucho más

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *