por Fausto Ponce

Todos los que rondamos los 40 años —poco más, poco menos—, crecimos con una fabulosa caricatura llamada Ahí viene Cascarrabias (Here Comes The Grump, 1969), en donde un mago gruñón, montado en un dragón alado, perseguía a la princesa Amanecer, a su amigo Terry y a su extraño perro Bip, para evitar que llegaran a la cueva de Las orquídeas susurrantes y consiguieran la llave de cristal.

Y es que resulta que Cascarrabias había lanzado un hechizo sobre el reino de la princesa Amanecer, un hechizo de Melancolía — aunque en inglés el término era Gloom (oscuridad)—, que sólo podria ser revertido si se conseguía la dichosa llave.

Bueno pues resulta que esta caricatura fue creada por el animador y compositor Friz Freleng, creador de Sam Bigotes (Yosemite Sam) de los Looney Tunes de Warner Bros, y desarrollador de otros tantos pesonajes como Bugs Bunny, Piolín Silvestre y Porky, principalmente.

Freleng creó Ahí viene Cascarrabias en colaboración con su socio David H Depatie, con quien trabajó en Warner y posteriormente producirían El show de la Pantera Rosa.

El personaje de Cascarrabias (The Grump) está basado en su personaje Sam Bigotes, y su tonto dragón, está basado en un “compañero” animado de Sam que aparece en la caricatura Knighty Knight Bugs (1958), en la que también aparece Bugs Bunny.

Una de las cualidades de las animaciones de Freleng es la música. Y es que como también era compositor, el ritmo y narrativa de sus historias estaban ligados a los compases de sus partituras. Estilo que es poco probrable que veamos en la adaptación que Anima Studios lanzará en unas semanas. Por cierto, la música de la serie corrió a cargo de Doug Goodwin, y posee un estilo de acid jazz de la época.

Ahí viene Cascarrabias duró sólo una temporada y cuenta con 34 capítulos de cerca de 10 minutos de duración.


  • Les dejamos el segmento de Knighty Knight Bugs (1958)….
  • Te dejamos también el podcast de Permanencia Involuntaria donde hablamos de las caricaturas con las que crecimos los nacidos a finales de los 70 y principios de los 80.
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *