,

Luis Miguel, la serie: Capítulo 10

por Fausto Ponce

El capítulo 10 de Luis Miguel, la serie, sería un estupendo capítulo sin la trama que involucra a Erika (Camila Sodi), el personaje más chocante de la historia después de Luisito Rey, la diferencia es que el segundo es entrañable y el primero es intrascendente, o sea, cae mal de a gratis.

Fuera de lo anterior, la serie nos deja con un gran cliffhanger, y un par de puntos importantes que inciden de manera dolorosa en el arco dramático de Luismi, Luisito Rey, Marcela y el abuelo Sergio.

El capítulo comienza con Luis Miguel frente a una disyuntiva, y es que para saber si es su madre quien aparece en una supuesta fotografía —que revelaría que se encuentra recluída en un psiquiátrico en las Islas Canarias—, debe levantar un acta para dejar constancia de este hecho, para así poder entrar al recinto y verificar la información.

Lo anterior no es del todo deseable, ya que aceptar que su madre ha desaparecido sería  material perfecto para las revistas de chismes al tiempo que podría poner en peligro la estabilidad de su abuelo, Sergio. Sin embargo, Alex encuentra una manera menos escandalosa para poder buscarla.

Por otro lado, en 1985, Marcela recibe una invitación para que Micky participe en el Festival de San Remo en Italia,  lo cual pone a toda la familia muy contenta, aunque posteriormente veremos que el cantante no la tiene fácil pues en Italia nadie lo conoce, en una presentación previa al festival, Luismi da un concierto con el lugar casi vacío. Pero Marcela consigue que la cara de El Sol aparezca en una revista juvenil de moda y las cosas empiezan a cambiar.  La familia de Luismi pasa a visitar a su familia italiana, pero por supuesto que Luisito Rey se las arregla para arruinar la visita. El abuelo Sergio quedará desconsolado pero El Sol encontrará la forma de hacerle sentir su amor.

De regreso al presente, vemos a Luis Rey en graves problemas financieros: su disquera está al borde de la quiebra. Y al parecer, nada ni nadie podrá ayudarlo. ¿Será este el fin de su carrera?

Mientras tanto, Micky está en Acapulco. Erika está amueblando la casa del cantante, lo cual no le hace gracia su novio Federico (Israel Amezcua) porque ella no puede evitar mirar a El Sol con ojos de amor. Curiosamente, conocer a Federico será de ayuda para el cantante y el plan de Alex. De toda maneras, esto no justifica el tiempo aire que le han dedicado a la relación entre Erika y Luismi.

Micky se siente solo y sus “amigos” no parecen ayudar mucho: En el Baby ‘O vemos un altercado entre Luismi y su amigo Bobby (Vicente Tamayo), quien se encuentra presumiendo su papel en una telenovela, pero al no obtener la atención esperada de Micky, comienza a atacarlo con algunos “golpes bajos”. Por ejemplo, Bobby—que sería Roberto Palazuelos— le lanza indirectas sobre la desparición de su mamá y de su irresponsabilidad con respecto a la hija que tuvo con una chica llamada Sophie (Pilar Santacruz), que conocimos en el cuarto episodio. Por su parte, Luismi le dice a Bobby que gracias a él recorrió el mundo de a gratis.

En fin, al final, muchos corazones rotos, incluído el del mismo Luisito Rey, pero vamos, él se lo tiene más que merecido, coño.

Por ahora, a esperar una semana para saber si la mujer del psiquiátrico es Marcela u otra alma desvalida.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *