,

Luis Miguel, la serie: Capítulo 9

por Fausto Ponce

Con respecto al capítulo anterior, la serie de Luis Miguel se recompuso. Así pues, el capítulo 9 no es uno de los mejores pero consigue mantener el barco a flote. Una de las partes más flojas es la insistencia del romance entre el cantante y Erika (Camila Sodi).

El episodio comienza con el Luis Miguel de 1989 hablando con sus representantes sobre la contratación de una investigadora para que encuentre a su madre y sobre un contrato de 20 millones de dólares, con lo cual puede pagar la deuda que tiene con su tío Jaime, quien le prestó el dinero necesario para que pudiera pagarle a Hacienda.

Por otro lado, Mickey está harto de que la prensa esté hablando de la relación con su padre, por lo que desea cambiar el giro de la conversación. Hugo López le comenta que la periodista Cynthia Casas (Aurora Gil), es toda una profesional, y que seguro no se prestará para esos chismes.

Cynthia entrevista al Sol, y si bien desea saber más sobre la relación con su padre, el cantante le pone un alto y la conversación se centra en el nuevo disco, 20 años. Poco después vemos como la periodista es puesta entre la esapada y la pared por su editor, quien le dice que debe “ponerle más carnita” al artículo o si no, ya no podrá seguir escribiendo ahí.

Así pues, Cynthia viaja a España para entrevistar a Luis Rey y termina haciendo un artículo justo como Luismi no quería, lo que provoca la ira del cantante, quien organiza una conferencia de prensa para mostrar su indignación a los medios.

Por su parte, Luis Rey sigue buscando al próximo gran artista, sin mucho éxito. En algún momento, su secretaria le lleva el demo de un amigo suyo, quien resulta tener una voz fabulosa pero un físico poco agraciado, sin embargo, Luisito encuentra a un aspirante a actor que carece de voz, pero con un físico envidiable: el candidato perfecto para que haga playback con la voz de quien sí canta. Desgraciadamente, las cosas no saldrán como esperaba.

En 1984, vemos que Marcela está en una depresión profunda, la cual se agudiza con las ausencias de Mickey quien no para de trabajar a pesar de que su voz está “cansada”. Es en este año que Luismi filma una cinta con Lucero. Durante esta época vemos una escena bonita entre él y su padre (uno canta mientras el otro toca la guitarra), lo que constituye el único vínculo que tienen: la música.

Hago un paréntesis para decir que, personalmente, el actor que interpreta a este Mickey no me convence. Sí su parecido físico, pero no me parece tan buen actor.

El Luis Miguel de 1989 paga su deuda con el tío Jaime, a quien va a ver a su casa en Acapulco. Pero no sólo salda su deuda sino que también aprovecha para comprar casa cerca de la casa de su tío, para estar cerca de la familia, según él… y es que se deja ver que la “conexión” con su prima Erika sigue latente.

El capítulo es un poco irregular, de pronto hay momentos en los que se cae y se torna un poco aburrido; usualmente es en las partes donde aparece Erika, y es que la relación entre ambos resulta fallida en términos narrativos: no emociona, ni intriga, ni nada… Y si agregamos la interpretación de Sodi, la cual resulta chocante, pues… En fin, esperemos que esa relación tenga un arco conmovedor porque de lo contrario será una verdadera pérdida de tiempo.

El final es interesante, pues nos brindan información sobre Marcela: se habla de un hospital psiquiátrico y se habla también que nunca dejó España.

Esperemos que la serie repunte.

1 reply
  1. María Inés
    María Inés says:

    Cierto mi Faus. La señorita Sodi solo tiene renombre por su familia. De actuar, nada.

    Aunque yo no me sabía de la relación entre Luis Miguel y Adela Noriega.

    Creo que es porque no me gusta mucho Luis Miguel, pero la serie está interesante.

    Saludos

    Responder

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *