Un lugar tranquilo: Reseña

por Emilienne Limón

Este drama, de terror y ciencia ficción, es una de las mejores sorpresas del 2018. Estelarizado por el equipo —y matrimonio en la ficción y la vida real—, formado por Emily Blunt y John Krasinsky, Un lugar tranquilo (A Quiet Place, EU-2018), podría sumarse como una más a la ola de películas y series post apocalípticas, pero resalta ampliamente por su originalidad, simpleza , belleza, profundidad y por mantenernos al filo del asiento.

La historia, dirigida por el mismo Krasinsky, comienza con una familia andando de puntitas y sin zapatos en un súper mercado que se encuentra claramente saqueado y abandonado, y muy rápidamente nos dejan ver que el silencio es la clave para sobrevivir en este escenario post apocalíptico en un mundo invadido por criaturas que devoran seres vivos y los localizan por medio del sonido, no pueden ver, pero pueden oír y muy bien.

Con muy escasos diálogos, el suspenso se mantiene durante todo el film a través de las brillantes actuaciones de Krasinsky, Blunt y los talentosos niños Millicent Simmonds, y Noah Jupe.

Uno de los mejores pretextos de por qué la familia Abbott ha sobrevivido en semejante condición, es el hecho de que su hija es sordo muda, lo cual les da una amplia ventaja sobre otros personas, menos aptas a comunicarse en silencio.

No quisiera abundar más en detalles de la trama, pero les aseguro que este es un nuevo clásico del género; una de las cosas que más se disfrutan además de la falta de diálogos, fue que esta ambientada en una naturaleza esplendida, en una granja y casa, que guardan la belleza e integridad de lo que fueron, es terror bien fundamentado, no basado en efectos simplistas y poco elaborados.

Sin duda la música es uno de los elementos clave y esta perfectamente elegida.

En una lectura más personal, me parece que hay un guiño a las culturan antiguas especialmente a la asiática, en esta validación por el silencio y algunos otros guiños que parecen a lo largo de la historia.

Para culminar, confieso que admiro el trabajo de Krasinsky y lo veía como un muy buen actor de comedia y un tipo muy atractivo, pero es sorprendente su habilidad como director y como actor dramático.

Uno de los mejores films del 2018 sin duda alguna.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *