,

Homero Simpson: El padre que todos queremos pero no quisiéramos tener

Según la imagen de una licencia de conducir que aparece en el episodio Duffless de la cuarta temporada, este 12 de mayo Homero J. Simpson cumpliría 62 años.

por Fausto Ponce

Homero J. Simpson es el padre que todos queremos pero que al mismo tiempo no quisiéramos tener. Es ese adorable perdedor cuyas actitudes y desatinos nos divierten, aunque a veces nos moleste su egoísmo, sobre todo cuando está a punto de lastimar a sus seres queridos, pero lo amamos cuando recuerda que lo más importante es su familia.

La figura de Homero Simpson por un lado, representa a un tipo de ciudadano poco deseable, inculto, flojo y lleno de defectos, que sólo busca lo sacar provecho de las situaciones; por otro lado, es ese mismo ciudadano que gana poco y cuya vida se encuentra llena de limitaciones materiales y culturales, probablemente producto de una sociedad desigual. Pero aunque Homer Simpson se encuentre lejos del sueño americano, se las arreglará para alcanzar el éxito de vez en cuando, y también se encargará de echarlo a peder, pues ese es su destino.

Homero Simpson encarna muchos vicios que encontramos en la sociedad y en él encontramos a un ciudadano poco deseable, ya sea porque nos recuerda que probablemente, el sistema capitalista nos haya vendido esa ilusión de éxito que no existe, o porque queremos pensar que todos sus defectos son algo ajeno a nosotros, porque nosotros somos mejores que él.

Sea lo que sea, existe otra capa de Homero Simpson que lo convierte en un personaje fascinante, y no en esa figura cómica llena de vicios: Homero está lleno de amor, debajo de esa capa egoista, glotona, inculta y floja, yace un sujeto amoroso y bien intencionado que cuando reacciona, hará lo imposible por proteger y cuidar a aquellos que más ama: quizá les comprará un Pony, les llevará chocolates e invitará a una cena romántica, o los castigará para que puedan convertirse en jueces de la Suprema Corte…

Homero tiene todos los defectos de un padre, pero son inversamente proporcionales al amor que es capaz de dar, y es que finalmente, no se nos olvide que antes de todo, Los Simpson es un programa que habla acerca de la familia; puede hablar bien o mal, pero siempre invitará a la reconciliación y nos dirá que siempre habrá un lugar para nosotros.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *