Los libros que me encontré #3

1El complot mongol
Autor: Rafael Bernal. Editorial: Fondo de Cultura Económica.
Tipo: Casi novedad.
Veredicto: Una estupenda adaptación. Una novela gráfica fascinante.

Escrita en 1969, la historia trata sobre un matón mexicano que trabaja para la policía, quien deberá esclarecer un supuesto complot para matar al presidente de los Estados Unidos durante su visita a nuestro país. Mientras esto ocurre, el susodicho mostrará la corrupción de nuestro sistema político, y encontrará a una damisela en peligro en las calles del centro de la Ciudad de México.

2Fuego y furia, en las entrañas de la Casa Blanca
Autor: Michael Wolff. Editorial: Planeta.
Tipo: Novedad editorial.
Veredicto: Un libro que atrapa gracias al morbo que desprende la vida privada del mandatario, y sus excentricidades y torpezas.

Leer este ejemplar es como leer una revista de chismes, es como si un reportero del TV Notas se hubiera metido a la Casa Blanca y reportara las mañas de Trump, sus desiciones descabellas, sus locuras e impertinencias. No tenemos que saber de política para entenderlo, sólo basta con saber todo el escándalo que se ha hecho en redes sociales y en los medios, a través de sus declaraciones, conocer alguno que otro personaje cercano a él (sólo para tener referencias), y dejarse llevar.

Lo anterior nos llevará a descubrir que efectivamente, Trump es un sujeto surreal, que se debate entre lo monstruoso y lo patético, entre lo machista y lo narcisista… ese del cual se habla en todos los medios y en las redes sociales.

Sólo morbo es lo que despierta este material, un texto ideal para generar escándalo.

3La grasa no es como la pintan  
Autor: Nina Teicholz. Editorial: Grijalbo.
Tipo: Novedad.
Veredicto: Un ejemplar interesante, capaz de sembrar la duda en todo aquello que pensabas saber sobre nutrición.

La periodista Nina Teicholz realiza una estupenda investigación sobre los beneficios de los almentos con grasa saturada, que contrario a lo que se piensa, es la grasa y no una dieta que contenga “muchas cosas verdes”, la que puede llevarnos a una vida saludable.

Para los amantes de una comida grasosa es demasiado bueno para ser verdad, y aunque uno pueda pensar que debe haber gato encerrado con los argumentos de Teicholz, pero la verdad es que, al menos en la superficie, los hallazgos de la periodista hacen perfecto sentido, sobre todo si uno lee este ejemplar luego de haber leído La mentira del gluten de Alan Levinovitz.

Equivocada o no, el enfoque de Teicholz puede abrir el camino a investigaciones capaces de aportar nuevas herramientas en materia de nutrición y salud. Ya los científicos irán encontrado las respuestas adecuadas.

Libros que me encontré pero no leí

En estos dos últimos meses no me topé con nada más… Afortunadamente porque luego me da culpa no poder leer los libros que compro.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *